Ryan Adams – Demolition (Lost Highway – Universal)

No me resultaría fácil convencer a alguien de que Ryan Adams es uno de los mayores genios de la escena alt-country americana si sólo pudiera escuchar Demolition.

Ryan es un compositor extremadamente prolífico con una ingente cantidad de material grabado (a la que recientemente se unió el cover integro del álbum Is This It) esperando a ser editado.

Demoliton no es el nuevo trabajo de Ryan sino una recopilación de demos (o debería llamarlos descartes) extraídas de diferentes sesiones de grabación de los últimos dos años. Entre los temas que ahora ven la luz se encuentran algunas canciones que ya incluía habitualmente en su setlist como “Desire”.

Los que hayan seguido la gestación de Demolition recordarán que en principio se hablaba de una caja para coleccionistas con tres CDs (idea que todavía no se ha descartado del todo). Editar demos tiene un alto riesgo ya que diluye el “auténtico” material acabado, y si ya es una opción dudosa cuando el artista en cuestión nos ha dejado, en el caso de Ryan con sólo dos discos en solitario es más que cuestionable.

En Demolition no hay grandes canciones, de los cortes rock únicamente salvaría “Nuclear”, ciertamente “Gimme a Sign” y especialmente “Starting To Hurt” parecen pobres canciones de Goo Goo Dolls. No creo que se pueda utilizar aquí el socorrido comentario de que tienen esa sensación desgarradora de demo rockera que ha captado la fuerza del momento, por lo menos si se compara con “To Be Young” en directo. Las baladas no dan esa sensación de falta de una capa de pintura para terminar pero aún así tienen un resultado desigual. Los dos mejores temas son “Desire” y “Cry on Demand”, “Dear Chicago” y “Hallelujah” estarían en una situación intermedia mientras que el resto no dejan de ser curiosidades.

A pesar de que Demolition esté en las estanterías junto a Gold y Heartbreacker es un álbum sólo para los seguidores y con reservas. Si Ryan piensa que no esta saturando el mercado está en su derecho, no creo que tengamos otro caso Prince entre manos. Sin embargo yo aprovecharé este intervalo de espera para recuperar material de Whiskeytown.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.