Sam Brookes – Sam Brookes (Helium Records )

Siempre miramos hacia atrás si es que alguna vez avanzamos hacia adelante. El álbum de Sam Brookes es un canto al folk con melodías melancólicas pop que nos lleva a un tiempo pasado. El año en que Scott Matthew dio vida a su desnudo Gallantry´s Favorite Son; Thurston Moore se desprendió de las distorsiones de Sonic Youth con Demolished Thoughts o Josh T. Pearson sacó el folk desnudo y áspero de Last Of The Country Gentlemen, Sam Brookes lanza estos ochos temas que consiguen conmover con una guitarra acústica como hilo conductor.

El álbum es conceptual en su estilo y sus canciones. Cada una ofrece algo distinto, a pesar de los lugares comunes acústicos. Le acompañan en algunos temas instrumentos de cuerda o un piano. Algunas piezas superan el esquema letra-estribillo, letra-estribillo y rompen esas barreras para presentar melodías cambiantes e imprevisibles. Brookes avanza con acordes de guitarra más veloces para luego detenerse y ofrecer algo más lento. Un buen ejemplo de ello es la maravillosa “The design”.

Sam Brookes colorea y da vida a los temas llegando a límites insospechados como en “Like a butterfly”, en la que el cantante fuerza la voz al estilo de Glen Hansard sin llegar a sonar tan sucia. Y no sólo es mérito suyo sino también de sus productores: Chris Hughes (Tears For Fears, Robert Plant y Paul McCartney) y Frith Marcos (Electric Soft Parade y Tom McRae). La belleza impregna cada una de sus ocho canciones, que no cansan sino que atrapan como el caso de “In weeks”, que abre el disco, y “Platform 16”. Sin estridencias, los punteos de guitarra y los acordes van incrementándose hasta llegar al final del disco con “Glass house E”, en el que Brookes se despide con la entrada de más instrumentos, batería y guitarras eléctricas, cerrando el círculo del LP.

El álbum destila las influencias del clásico Tim Buckley, la bella voz de Joni Mitchell, Andrew Bird o Nick Drake. De tocar a bares, clubes, centros comunitarios a bibliotecas hasta participar en espectáculos con Scott Matthews y Cherry Ghost e ir de gira con Ray Davies, el joven Sam Brookes irrumpe ahora para presentar este brillante disco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien