Satellites – Nothing Came (Satellites)

Por fin consigo el misterioso single de Satellites que probablemente sirve de adelanto al que esperemos sea su nuevo disco en el 2003. El grandioso, aunque no demasiado prolífico, grupo de Mallorca vuelve a las andadas de manera totalmente independiente, y no sólo se debe a que ellos mismos se han autoeditado un single de fabulosa presentación, sino que además lo han producido ellos mismos en los Urban Studios de Palma con la ayuda de Rafael Rigo en los mandos técnicos.

El single, de catorce minutos de duración, se titula de la misma manera que la primera de sus canciones y por lo tanto hace pensar que éste es el primero de los singles que publiquen durante el año 2003. Este sistema ya fue llevado a cabo hace dos años cuando publicaron en Primeros pasitos el split Satellites/El Diablo en el Ojo que incluía las canciones “Planet Crashes” y “Saturday Night”, respectivamente. Lo que no entendemos es la razón por la cual se han decantado por autoeditar Nothing Came sin la etiqueta mallorquina que abandera a otros grupos como Audience, los grupos anteriormante citados y las recopilaciones del Café Bizarre.

Pasemos a hablar de los temas que componen esta entrega: “Nothing Came” es la cara A del single y se asemeja en sus medios tiempos a aquel “Planet Crashes” tan misterioso e íntimo que advertía a sus seguidores de un cambio de sonido en Our Very Bright Darkness tras haber dado a luz uno de los discos más frescos y prometedores de la escena independiente, el fantástico The Box. De esta manera podríamos deducir que su tercer largo seguirá esa línea íntima y llena de detalles que les caracteriza desde que Michael pasara a formar parte del grupo.

El segundo corte del single es instrumental y de título homónimo que ya es muy conocido por todos ya que solían tocarla en la gira del Our Very Bright Darkness y también lo hicieron en el Fib 2001. La podríamos definir como un score lounge-balear muy sugerente y traidor, porque a medida que va avanzando el tema se vuelve más agresivo y sucio. Recuerda a la etapa más bailable de Stone Roses por su base rítmica tan jazzera que se han currado Puter y Joantoni, aunque todo me hace pensar que sus influencias están dirigidas hacia grupos más vanguardistas de prefijo post-.

El tercer tema se llama “In All It´s Beauty” y lo canta Michael, quien también hace sus funciones de guitarrista y corista en El Diablo en el Ojo y que ha servido de influencia para el nuevo sonido de Satellites. El efecto telefónico en las voces crea un ambiente de brillante oscuridad y sirve de calentamiento para la escucha de la delirante “In Another World”, cuarto y último tema del single que es todo un torbellino de guitarrazos y gritos agudos por parte de Jordi. ¿Hardcore? ¿Noise? Da igual. El caso es que ya se echaba de menos un tema nuevo que siguiera la línea de clásicos como “Night Call”, “Come Shining” u otros. En mi opinión es el mejor teme de los cuatro y ojalá que esta tendencia no desaparezca nunca.

En cuanto pasan los catorce minutos, que parecen haber sido tan sólo cuatro, te quedas con ganas de más, y es que siempre parece que ésta vaya a ser la última palabra de los de Mallorca, siempre es difícil pensar que un grupo tan bueno vaya a poder soportar la dureza de exportar su música a la península. Pero ahí están, siguen haciendo buenas canciones y ahora sólo queda comprobar que siguen tan compenetrados como siempre en los escenarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.