Singles Supremos: “Turn it on again” de Genesis

El grupo Genesis se encontraba sumergido en un monumental giro artístico, en el año 1979.

Se habían marchado del grupo el vocalista principal Peter Gabriel, en 1975 y el guitarra solista Steve Hackett, en 1977; habiendo dejado a la formación británica aparentemente cada vez menos sólida. Solo aparentemente…

El solemne, abrumador, estrafalario, reputado, arcano, conceptual, teatral, espacial y muy singular rock sinfónico que desde el año 1969 hasta 1978 se había llevado a cabo dentro del proyecto, por contra, no parecía que fuera a tener mucha aceptación, lamentablemente, después del cambio de década que se avecinaba.

Así que, tras varios meses de inactividad de Genesis en ese año 79, sus tres restantes miembros, es decir, Phil Collins (voz y batería), Mike Rutherford (bajo y guitarra) y Tony Banks (teclados), tenían la peliaguda misión de lograr que aquella prolífica nave sobreviviera de algún modo. Tras ciertos rumores que sobrevolaban acerca de su ruptura, el terceto debía decidir si continuaban con la línea iniciada, en 1978, con el single “Follow you, follow me” (inédita posición nº7 en Inglaterra) y que se encaminaba hacia un pop-rock progresivo muchísimo más accesible para diversos tipos de audiencia: todo un cambio en la dirección musical, aunque sobre eso mismo también les había ido influyendo, poco a poco, su productor David Hentschel.

El hit rompedor que necesitaba Genesis para confirmar, definitivamente, su nueva y más directa tendencia sonora fue la fabulosa y vibrante “Turn it on again” (1980).

 

Reivindico, desde ya, que absolutamente todas las diversas etapas de este legendario combo inglés (los 70, los 80, los 90…) merecen la pena por igual y además, me parecen más que injustísimas las innumerables y graves faltas de respeto mostradas por algunos hacia una de las personas que más sabe de música en el Planeta Tierra, es decir, Phil Collins.

Colocada esta cuña en defensa del gran Collins, vamos ya con la traducción y con los pormenores del single supremo escogido hoy (nº8 en Inglaterra e Italia en este formato suelto):

You’re just another face
that I know from the TV show.
I have known you for so very long.
I feel you like a friend.
Can’t you do anything for me?,
can I touch you for a while?
Can I meet you another day
and we will fly away?
I can show you, I can show you
some of the people in my life.
I can show you, I can show you
some of the people in my life.
It’s driving me mad,
just another way of passing the day.
I, I get so lonely when she’s not there
I, I, I…

Turn it on, turn it on, turn it on again.
Turn it on, turn it on, turn it on again.
(I can see another face)
Turn it on, turn it on, turn it on again.
(I can see another face)
Turn it on, turn it on, turn it on again.

Eres solo otro rostro
que conozco del programa televisivo.
Te conozco desde hace mucho tiempo.
Te siento como un amigo.
¿No puedes hacer algo por mí?
¿Puedo tocarte un rato?
¿Puedo conocerte otro día
y volaremos lejos juntos?Puedo enseñarte, puedo enseñarte
alguna gente de mi vida.
Puedo enseñarte, puedo enseñarte
alguna gente de mi vida.
Me está volviendo loco,
solo es otra forma de pasar el día.
Yo, me siento tan solo si “ella” no está.
Yo, yo, yo…

Enciéndela, enciéndela de nuevo.
Enciéndela, enciéndela de nuevo.
(Puedo ver otro rostro)
Enciéndela, enciéndela de nuevo.
(Puedo ver otro rostro)
Enciéndela, enciéndela de nuevo.

El eficaz rasgueo inicial de Mike Rutherford, la cuenta numérica pronunciada por Phil Collins para marcar el ritmo (1, 2, 3, 4…) y la emocionante intro con los teclados de Tony Banks, preparan el terreno, sagazmente, para introducirte acto seguido, de lleno, en un adherente, tarareable y sinuoso tema. Éste trata sobre un trastornado personaje que cree establecer vínculos emocionales con alguna gente que él observa por televisión e incluso, familiarmente, llama “Ella” a este popular y cotidiano aparato de transmisión y de paso, tal vez dicho sujeto deja de lado a los allegados que le rodean en la vida real.

Al igual que ocurrió con otros singles de Genesis como la mentada “Follow you, follow me”(1978) y también “Land of confusion” (1986), la letra de “Turn it on again” fue obra de Mike Rutherford, aunque el sonido fue rubricado por toda la banda. La inspiración original, a la hora de escribir el texto, le vino al guitarrista Mike de la película, de 1979, Bienvenido Mr. Chance (donde el protagonista principal se halla obsesionado con el televisor); basada en la novela del escritor polaco Jerzy Kosinsky. Y es que el propio Rutherford se quejó, en 2017, acerca de esta misma temática sobre que mucha gente se hallaba siempre pendiente de una pantalla para hablar con alguien lejano que aparecía al otro lado de la misma y que ya no se producía la comunicación “cara a cara”.

De hecho, resultó bastante frecuente durante el periodo entre 1980 y 1991 con Phil Collins de vocalista, que algunas de las canciones de Genesis vinieran preñadas de ácida crítica social y, concretamente, la base de fondo de “Turn it on again” era que, por aquella época de primeros de los 80, la propia Sociedad se hallaba enganchada a los contenidos de la apodada “caja tonta”; todo ello varias décadas antes de que se consolidaran Internet y los más avanzados teléfonos móviles, de modo ineludible.

“Turn it on again” comenzó a gestarse en verano de 1979, en Surrey (Inglaterra) cuando Phil Collins se acababa de divorciar y su ex-esposa se llevó a los hijos a Canadá con lo que, disponiendo de más espacio dentro de su domicilio, el cantante habilitó dos dormitorios ya vacíos para convertirlos en sendos estudios de música e invitó a ensayar en ellos a Mike Rutherford y a Tony Banks la susodicha tonada y otras del álbum Duke (un repertorio éste, por cierto, que alcanzó el nº1 en los charts de Inglaterra, en 1980).

Genesis portada Duke

Tony Banks declaró que para él mismo y para Mike Rutherford resultó un momento de júbilo el componer “Turn it on again” y el resto de las canciones del LP pero que su compañero Phil Collins estaba en mitad de una situación personal muy espinosa a causa de su matrimonio roto. El propio Collins reveló que ingería mucho alcohol, en aquel instante, pero que también guarda muy positivos recuerdos de esos ensayos, de 1979, donde Genesis reseteó totalmente sus planteamientos.

El mismo Mike Rutherford, letrista de “Turn it on again”, bromeó declarando que él mismo era quien se encargaba de las canciones más simples de la banda y en el caso que hoy nos ocupa puede aparentar ser así pero no lo es en absoluto. El teclista Tony Banks explica que la partitura fue llevada hacia un inusual tempo 13/8 y que todo transcurre por una gran cantidad de acordes. Matizó el mismo Banks que el tema funciona bien porque parece sencillo pero que realmente, es todo lo contrario; una circunstancia ésta que agrada mucho a este músico y que aprendió de las canciones de The Beach Boys, engañosamente rudimentarias las mismas.

Toda la idea musical de la composición le sobrevino al grupo cuando el mismo Rutherford había desechado una corta parte guitarrera de su primer LP en solitario Smallcreep’s Day (1980). Algo similar sucedió con otra idea del propio Banks al que le había sobrado un pequeño trozo, el cual sonaba pomposo, de su álbum de debut él solo, A Curious Feeling (1979).

Entonces, el guitarrista y el teclista unieron ambos fragmentos sueltos y dicha creación, aún algo indeterminada, iba primero a dividirse en tres y luego a utilizarse como simples interludios entre algunas de las nuevas canciones del citado LP Duke; aunque el terceto de Genesis se dieron cuenta, al final, de que aquel corte inicialmente instrumental podía tener una utilidad mucho mayor y más independiente. Como guinda, Phil Collins, le añadió a la pieza su magnífica voz y un toque de batería inusualmente sencillo tratándose de Genesis; además de que Collins también le sugirió a Mike Rutherford que hiciera sonar a un trote más veloz su guitarrera porción, originalmente más lenta, hasta volverla más rockera, compleja y peculiar; yendo, finalmente, a parar al inhabitual compás 13/8; aludido anteriormente. Efectivamente, todo resultó una mixtura de acordes simples y complicados hasta que, finalmente, fue tomando forma “Turn it on again” en sí misma; tal como la conocemos.

Genesis Turn it on again

Ya en los Estudios Polar, de Estocolmo (pertenecientes a ABBA), en Noviembre de 1979, Mike Rutherford pretendía hacer sonar un eco para cada nota a través de un pedal de distorsión enchufado a su bajo, algo que aumentaba, considerablemente, la dificultad de la grabación de “Turn it on again”. Al final, Rutherford lo logró, tras amplios esfuerzos, incluso llegando a apretar dicho pedal con el puño y también alternándose con Phil Collins en dicha tarea. La canción fue mezclada, posteriormente, en los Estudios Maison Rouge, en Londres, por el ingeniero David Hentschel (el cual también trabajó con George Harrison, Queen, Elton John, Nazareth o Mike Oldfield; entre otros).

Por otro lado, el mismo Phil Collins explicó que le costó cantar, entre 1976 y 1978, de la manera tan fácil como lo consiguió Peter Gabriel entre 1970 y 1975, así que el mismo Collins buscó y encontró su propia naturalidad y sentimiento vocal a través de “Turn it on again” y de la serie de canciones que la seguirían en lustros posteriores.

Efectivamente, Tony Banks manifestó que durante estas mismas sesiones, de 1979, para “Turn it on again” y el resto de las piezas que la escoltan, fue cuando Phil Collins comenzó a alcanzar toda su verdadera dimensión como cantante y es que el estilo expresivo y la tonalidad vocal de Collins se fueron tornando absolutamente inconfundibles y estelares, con el tiempo.

Otra señal demostrativa de la alta complejidad de interpretar este tema, de 1980, se presentó dos años después de haberse publicado el mismo. Resultó que el antiguo miembro Peter Gabriel se unió por un día a sus ex-compañeros para un concierto, en 1982, en el Milton Keynes Bowl en Inglaterra; dónde la mayoría de canciones que se tocaron fueron de la primera época de Genesis de entre 1970 y 1975 (con Gabriel como frontman, precisamente); aunque también se ejecutó alguna de 1976 ya que Steve Hackett también estuvo presente junto a ellos, aunque solo por aquella jornada. Se trataba de un evento, denominado Six of the Best, para recaudar dinero para auxiliar al propio Peter, ya que éste se había arruinado completamente tras organizar el Festival WOMAD.

Planteando también una incursión aislada en el nuevo repertorio ochentero de Genesis, durante dicha exitosísima actuación en Milton Keynes Town, hubo una especie de intercambio momentáneo de roles donde Phil Collins cantó “Turn it on again” y el propio Peter Gabriel se encargó de la batería, totalmente confiado este último en que bordaría la interpretación con las baquetas. Sin embargo, a Gabriel le costó unos cuantos sudores adaptarse a ese citado ritmo raro de 13/8, de la tonada y comenzó a quejarse pero también a sorprenderse, gratamente, de que cuando parecía que “Turn it on again” se acababa luego, la misma, volvía a aumentar su zancada, inesperadamente y a “dar vueltas como un tiovivo”, según apuntaló Mike Rutherford.

 

Tan especial es esta canción que se convirtió en permanente en la totalidad de los conciertos de Genesis e incluso una gira nostálgica del grupo, en 2007, y un recopilatorio suyo de 1999, tomaron ambos el nombre de Turn it on again. Por otro lado, tanto Phil Collins como Tony Banks afirmaron que la canción posee la particularidad de que, de modo algo inexplicable, a la gente le cuesta bailarla en los directos.

Genesis recopilatorio

Definitivamente, con “Turn it on again” arrancaron una serie de grandiosos singles que ascendieron como cohetes hasta el Top-20 de las listas internacionales como también acaeció, por ejemplo, con las imprescindibles y deslumbrantes “Misunderstanding” (1980), “Abacab” (1981) “That’s all” (1983), “Mama” (1983), “Land of confusion” (1986), “Invisible touch” (1986), “I can’t dance” (1991) o “Jesus he knows me” (1992); todas las cuales ayudaron a que la banda vendiera nada menos que 155 millones de LPs durante toda su trayectoria, a ingresar en el selecto Rock and Roll Hall of Fame, en 2010 y a terminar de convertir a Genesis en uno de los 50 grupos de más calado de todos los tiempos, sin discusión.

5 comentarios en «Singles Supremos: “Turn it on again” de Genesis»

  • el 19 enero, 2023 a las 3:25 pm
    Enlace permanente

    Turn it on again Txus, tu también vuelves a encender la pantalla de los singles supremos.
    Colosal canción de un grandioso grupo, un poco denostado por algunos en su segunda etapa evolutiva.
    Recordar esos grandes éxitos, saca del olvido verdaderas joyas de la música.
    Bravo Txus, Bravo MZK.

    Respuesta
  • el 19 enero, 2023 a las 6:29 pm
    Enlace permanente

    Impresionante descrpción de un sencillo tan rotundo y contundente que sacudió las listas internacionales en aquél ya lejano 1980. No quedan aspectos ya por abordar tras leer tan completa exposición. Y sí, un tema imprescindible en cualquier concierto de Génesis, y asimismo me uno, junto a Txus Iglesias, a la innegable reivindicación de Phil Collins como gran artista, muchas veces eclipsada por su omnipresente exposición, sobre todo en los ochenta y hasta mediados de los noventa. Enhorabuena a Txus Iglesias y a Muzikalia por otro memorable artículo.

    Respuesta
  • el 22 enero, 2023 a las 7:19 pm
    Enlace permanente

    Duke fue mi primer álbum de Genesis. Me sigue pareciendo magnífico, y con temazos como Duchess, Misunderstanding, Turn it on again (el single perfecto de Genesis, tal como decís), y un principio y final del álbum que los reconecta con su pasado reciente, más progresivo.
    Creo sinceramente que Duke fue la última obra maestra de Genesis. Poco a poco se fueron haciendo más y más comerciales, pero todos sus álbumes posteriores tenían temas que mantenían la antigua magia.
    Eso sí: la etapa Peter Gabriel es insuperable, y solo A trick of the Tail puede aguantar un pulso con álbumes como Foxtrot, Selling England by the Pound o The Lamb lies on Broadway. Ni siquiera el Wind and Wuthering. Duke reformuló a Genesis, y le tengo un cariño especial, porque lo escuché hasta la saciedad, porque me aprendí sus canciones de memoria, porque no había internet y era complicado acceder a estos discos. Genesis siempre serán uno de mis grupos de cabecera.

    Respuesta
  • el 23 enero, 2023 a las 12:14 pm
    Enlace permanente

    Muchas gracias por sus comentarios, opiniones y aportaciones a Gemma Casas, José Ramón y Xavi Gállego, sobre Genesis, aquí en Muzikalia.

    Respuesta
  • el 26 enero, 2023 a las 8:21 am
    Enlace permanente

    Subscribo 100% tu cuña: «Reivindico, desde ya, que absolutamente todas las diversas etapas de este legendario combo inglés (los 70, los 80, los 90…) merecen la pena por igual y además, me parecen más que injustísimas las innumerables y graves faltas de respeto mostradas por algunos hacia una de las personas que más sabe de música en el Planeta Tierra, es decir, Phil Collins.»

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien