Sr.Chinarro + LHR + Delorean (Aniversario Fnac) – La Riviera (Madrid)

Con motivo del décimo cumpleaños de la página web de la Fédération Nationale d´Achats des Cadres (Federación Nacional de Compras de Profesionales), más conocida por todos como Fnac, se celebró el pasado jueves 21 en la sala la riviera de Madrid, un concierto triple, conformado por algunas de la bandas nacionales más escuchadas en los festivales de este verano. Y es que ¿quién no ha tenido la oportunidad de escuchar durante los pasados Julio y Agosto a los valencianos La Habitación Roja, o los guipuzcoanos, Delorean?

Puede que fuese precisamente por el recurrente cartel, (aparentemente algo más atractivo cuando se les añadía el nombre Sr. Chinarro), por lo que la amplia sala a orillas del Manzanares contase con un aspecto un tanto vacío en torno a las 8.30 de la tarde, cuando llegamos corriendo a la sala, atraídos por los inconfundible cantos de sirena de Luque, y su “lejano oeste”.

Tan agradables, irónicos, y con un sonido espectacular y difícil de conseguir en dicha sala (que permanecería a lo largo de toda la noche), la banda andaluza hizo las delicias de los muchos fans que acudieron de propio para escucharles, y que no pararon de corear todas y cada unas de las canciones, en muestra clara de que lo que realmente echaban de menos, era material nuevo que echarse ala boca. Con un ritmo pausado, pero continuo, la banda fue deshojando los mejores temas de sus tres últimos discos (también conocidos como el renacimiento chinarro), entre los que destacaron temas ya tan clásicos como “del montón”, “tímidos”, “los ángeles” y la ovacionada “el rayo verde”, que supuso el fin a la hora y poco de concierto de la que disponía cada grupo, y como no, para sellar otra buena actuación, algo sosa por la ausencia de incentivos.
Como media hora después, salieron entre sonoros aplausos y con el traje de cabeza de cartel, los veteranos LHR, mientras yo seguía sin poder quitarme de la cabeza, el shock que me había supuesto verles esa misma mañana cantando en acústico tras la mesa de los informativos de CNN+. Sonido impecable, concatenación de singles de ayer y hoy para hacer feliz al público, profesionalidad máxima por parte de la banda, y de nuevo muy poquitas novedades y ninguna sorpresa en su set-list, que dio gran importancia a su último trabajo y que agradó por contar con grandes temas (“nunca ganaremos el mundial”, “la edad de oro”, “el eje del mal”) , pero al que le faltó alguna que otra rareza de esas que tiene la banda, y que si hubiesen acompañado de un poco más de intensidad (parece mentira como una banda tan experimentada, siga pecando de eternos parones entre canción y canción), hubiesen conseguido enganchar aún más al entregado público de la sala.

Pero la gran sorpresa de la noche, estaba por llegar, pues realmente no fue hasta que salieron los de Zarautz, cuando la gente se agolpó en las primeras filas y empezó a disfrutar y a no parar de bailar desde la primera y larga introducción, (marca de la casa Delorean) hasta la hora y poco después cuando acabó, aseguraría que sin ninguna parada entre tema y tema. Intensidad, sonoridad, mucho ritmo y electrónica, que cada vez consiguen cautivar de manera más sorprendente a todos los asistentes, sean o no sean seguidores de este tipo de música.  Y es que, qué más da que sean las diez y media de la noche de un jueves de octubre, y que ni siquiera tengas ni un disco de la banda en el ipod, si cuando el cuarteto vasco se pone a los mandos, la sala entera es incapaz de contener el movimiento compulsivo de sus cuerpos, ante el ritmo frenético impuesto por Igor, Guillermo, Unai y Ekhi.

Sin duda que una entretenida velada, que si bien no quedará a la historia, pues tampoco humo ningún motivo para ello, sí que sirve para seguir acumulando adeptos, y confirmar el gran momento que viven tanto las bandas nacionales, como sus directos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.