The Wave Pictures

¿La fama? no gracias. Nos encanta la música, por eso hacemos tanta. Utilizarla con cualquier otra finalidad es una enorme tontería

En el backstage de Apolo y con la prueba de sonido de Sedaiós de fondo (que, al escucharla cubriendo parcialmente la grabación de la entrevista, por algún motivo me suena mejor de lo que sonó luego su actuación), Dave Tattersall (guitarra), Franic Rozycki (bajo) y Jonny Helm (batería) nos reciben casi a medianoche, después de comerse una empanada de kilómetros desde Valladolid y preparándose para darle un poco de lustre épico a su intensa gira española con un concierto que empezará casi a las dos de la madrugada – al día siguiente, Vic por la mañana y Castellón por la noche: dos conciertos en un día. ¡Mucho Cola-Cao! Podemos excusar, por tanto, que el bueno de Jonny se durmiera durante la entrevista al estilo “clase de mates”: sentado bien erguido, con la cabeza apoyada en la palma de la mano y los ojos casi abiertos. ¡Qué estilo! Por esto, y por la timidez natural de Franic, todas las respuestas son de Dave excepto dónde diga lo contrario.

Tocáis un poco tarde, ¿no? ¿Es normal?
No, es raro. No es exactamente lo que nos habían dicho, es lo que ha pasado. Hemos conducido nueve horas y hemos tenido que ir haciendo paradas.

Desde Valladolid
Sí, hemos tenido dos conciertos muy buenos allí, aunque no hemos tenido demasiado tiempo de ver la ciudad más allá de la sala dónde hemos tocado. Pero el público ha sido realmente entusiasta, nos ha encantado.

Habéis tenido un éxito notable entre la prensa indie española, e Instant Coffee Baby (2008) aparece en bastantes listas de los mejores discos del año – a veces como número 1. ¿Es esto un fenómeno particularmente español?
(todos) Sí, parece que es sólo en España (risas). (Jonny) ¿Y en Alemania pasa algo parecido, quizá? (Dave) Sí, quizá. Aunque también en Inglaterra hemos oído que Instant Coffee Baby estaba en las listas de un montón de magazines, pero más bien de magazines desconocidos, así que no estamos demasiado seguros de qué significa estar en las listas de magazines indie españoles, porque también estamos en listas inglesas, pero como es Inglaterra y las conocemos sabemos que nadie lee esas revistas.

De todos modos Instant Coffee Baby ha sido vuestro mayor éxito hasta ahora, al menos comercialmente.
(Dave) Bueno, no… (Jonny) Oh, vamos, es verdad. (Dave) Sí, es cierto, es el que ha atraído más atención, pero también es el único que se ha publicado con un sello discográfico de nivel. Es la discográfica más grande con la que hemos estado hasta ahora; Sophie, antes, fue grabado en un sello muy modesto, mientras que Instant Coffee Baby fue publicado en Moshi Moshi, que es simplemente más grande, y esto da una mayor promoción, y ya está. Incluso fue publicado en toda Europa, de manera que es el primer disco que alguien de España podría haber llegado a oír.

Bueno, la verdad es que nunca he visto físicamente ninguno de vuestros discos, pero tengo cinco LPs vuestros. Os pido disculpas.
(Risas) No, está bien, no hay problema.

Instant Coffee Baby, aparte del cambio de discográfica, también presenta un cambio de tono: ya es bastante más alegre que vuestros trabajos anteriores.
No estoy muy seguro de por qué. Simplemente iba sacando canciones más alegres y acabamos decidiendo poner canciones más poperas en este disco, o más de lo que veníamos incluyendo en los anteriores. (Franic) La grabación fue una época feliz. (Dave) Bueno, desde mi punto de vista no sé hasta qué punto esto es cierto, lo de que haya más canciones alegres en este disco, quizá simplemente no lo había pensado así.

Lo mismo que se veía en Instant Coffee Baby sigue en If You Leave It Alone. Es aún más juguetón; incluso hay un par de canciones casi infantiles.
No sé muy bien por qué ha pasado esto (risas), quizá me he animado un poco desde que era un adolescente. No es algo demasiado intencionado, aunque sí que se había hablado hacía tiempo de incluir más canciones de este tipo en futuros álbumes. Cuando escuchamos nuestros discos sí que nos damos cuenta de que hay más canciones de tono oscuro, y que ahora quizá no haya tantas canciones con ese tono – y nos siguen gustando mucho, especialmente a Franic, que tiene un gusto bastante melancólico. Así que es algo de lo que nos hemos dado cuenta, pero no podemos decir mucho sobre el asunto porque no era demasiado intencionado. Escribo un montón de canciones y no pienso demasiado en lo que sale. Supongo que hablas de “Bumblebee Fish”, ¿no? Bueno, sí que es un poco una nana, y hay bastante gente que encuentra eso irritante. Se suponía que era como una vieja canción folk, que es algo muy parecido a una nana, claro, y además habla de animalitos, de manera que te hace pensar que eres un niño – en fin, no todo tiene que ir sobre drogas y sexo. La mayoría de nuestras canciones hablan sobre estar deprimido, así que esta es una canción animada y creo que suena bien.

Cuando uno escucha vuestros primeros discos piensa en Violent Femmes o The Velvet Underground, pero este último disco tiene decididamente el sonido de Herman Dune.
Sí, es cierto, ahí hay una diferencia. Este disco tuvo mucho que ver con André Herman Dune; todos los arreglos de viento son suyos, o de Stanley Brinks, que es como se llama ahora. Tuvo mucho que ver con el disco, lo grabamos con él justo después de grabar el disco de Stanley Brinks and The Wave Pictures (2008).

¿Qué relación tenéis con los Herman Dune?
Simplemente somos buenos amigos. Herman Dune comenzó como un trío: David Herman Dune, André Herman Dune y Néman Herman Dune. Éramos buenos amigos suyos, y ahora que se han separado y André graba como Stanley Brinks seguimos siendo buenos amigos de los tres y seguimos grabando cosas con todos ellos. Hacemos muchísimas actuaciones y grabaciones como el grupo de Stanley Brinks, es uno de nuestros mejores amigos y una de las personas con las que más disfrutamos haciendo música. Eso es todo.

Herman Dune estarán aquí la semana que viene, en el Primavera Sound. ¿Vosotros no habéis considerado tocar allí?
Bueno, tocamos allí el año pasado, y no nos han pedido que toquemos este año. Como en muchos festivales, no querrán repetir cartel de un año para otro, o simplemente no han querido que lo hagamos, o lo que sea. No ha sido una decisión que hayamos tomado nosotros.

¿Pero no tenéis nada en contra de los festivales?
(Jonny) No, para nada. (Dave) Bueno, de hecho sí tengo algo en contra de los festivales, pero esa no es la razón por la que no tocamos aquí; he tocado en todos los festivales que me lo han pedido, me gusta tocar en cualquier festival, pero no me gustan demasiado como espectador. Me gustan como banda, son una oportunidad para tocar frente a un montón de gente que no te conoce, pero como espectador no me gustaría tener que ir a ver a un grupo a un festival.

Conciertos de cuarenta minutos, cinco euros la cerveza…
¡Sí! ¡Exacto! Y dormir en una tienda de campaña, o lo que sea… (Jonny) ¡Y el sonido! Puede llegar a ser horrible, no es agradable escuchar eso. (Dave) Son caros, la comida es cara… no, no me gustan los festivales, además no me suelen gustar demasiados de los grupos del cartel.

Bueno, de hecho el Primavera Sound tiene un excelente cartel para esta edición. ¿Pero hay alguna banda que nos podáis recomendar vosotros, esté en cartel en el Primavera o no?
Te puedo recomendar a The Wowz, es un trío de New York que me gusta mucho, y a los que vale la pena echar un vistazo, y que pronto tendrán algo de material publicado en España a través de Acuarela.

Aún no hemos tenido demasiado tiempo para escuchar vuestro último álbum, pero ¿qué opinión tenéis vosotros de él?
¡Nos gusta! Creo que es uno de mis álbumes favoritos de entre todos los que hemos hecho, aunque, como decías antes, no sea demasiado representativo de lo que es el grupo; si vienes a vernos en directo y luego alguien te pregunta cómo sonamos, yo no le haría escuchar If You Leave It Alone, porque no es en absoluto representativo del sonido de la banda en vivo. El disco es muy tranquilo; la batería está tocada casi siempre con escobilla, ritmos pausados, arreglos de viento, un montón de cosas que no hacemos en directo. Pero como disco, creo que es muy agradable de escuchar de principio a fin; como álbum, y dejando aparte como seamos en concierto, estoy muy contento con las canciones, con el sonido, con todo.

¿Y no habéis pensado en subiros al escenario con todo el equipo, coros, trompetas, etc?
No, en absoluto. En escena nos gusta salir con guitarra eléctrica, bajo y batería, e improvisar un poco. Creo que es mucho más divertido tener esta libertad en el escenario; si apareces con una banda completa necesitas tocar siempre las mismas canciones, practicar y practicar y tocarlas siempre igual. Tenemos una cincuentena larga de canciones entre las que hacemos nuestras listas para los conciertos, pero siempre podemos tocar lo que más nos apetezca en ese momento. También podemos tocar las canciones a nuestro aire; los solos, por ejemplo, nunca sabemos hacia dónde van a ir. Podemos tocar canciones completamente distintas de un día para otro, y eso nos encanta.

Creo que recuerdo a Jonny cantando el año pasado.
(Jonny) Bueno, sí hay algunas canciones que tocamos muchísimo durante algún tiempo y que luego no tocamos en absoluto. La verdad es que no es algo que hablemos, que esté decidido; simplemente ocurre de forma natural.

(Dave) Ese es el valor de la música en directo, y esa es la razón por la que la gente sigue pagando por ver un concierto: porque es una cosa que sólo ocurre una vez, allí, delante de ti. Ese el motivo por el cual la música en directo tiene valor; la música grabada, los discos, ya no tienen ningún valor. Nosotros no ganamos absolutamente nada con nuestros discos, todo el dinero viene de los conciertos. Pero un concierto ocurre allí, delante de ti, en ese momento, y la gente siempre pagará por ver cómo está pasando. Ganar dinero con los discos está reservado a bandas muy grandes, o a las canciones que se utilizan para anuncios, televisión o películas; pero no se hace dinero con discos a menos que seas realmente muy famoso.

¿Y no creéis que podríais llegar a convertiros en una banda realmente muy famosa?
No mucho; es algo que podría pasar, pero estoy muy apegado a la idea de trabajar, de hacer conciertos y de tratar de ganar bastante dinero como para llegar a fin de mes sin pensar demasiado en ninguna otra cosa. Creo que andar pensando constantemente en el futuro no es una buena manera de vivir, así que estoy realmente feliz pensando y haciendo música todos los días. Nos encanta la música, por eso hacemos tanta y la disfrutamos tanto. Esa ha de ser la razón para hacer lo que hacemos, y creo que hacer música con cualquier otra finalidad es una enorme tontería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.