Top Models – Wall Of Fame (Bip Bip Records)

Los hermanos Gil, Albert y Ricky, son de esos personajes que si no hubieran existido los tendríamos que haber inventado. Dos tipos imprescindibles en el panorama musical nacional que no necesitan presentación, aun así, hagamos un poco de historia.  Nacidos en la Barcelona de mediados de los sesenta, comenzaron su andadura musical a edad muy temprana. Cuando en Madrid comenzaba a despuntar lo que luego se vino a llamar “Movida”, los hermanos Gil, montaron una banda imprescindible. Brighton 64, que poseedores de un “mod style” callejero eran todo lo contrario a otras supuestas bandas mod de la época. Pendencieros y arrogantes, si, pero elegantes y estilosos. En poco más de 5 cinco años, fueron capaces de componer himnos juveniles que aun se cantan en fiestas y en “allnighters”. Hasta un conocido grupo de mucho éxito y de cuyo nombre prefiero no acordarme, les ha rendido tributo en uno de sus últimos trabajos.

Posteriormente abordarían nuevas aventuras como; Los Brigatones o Matamala, pero eso, ya es otra historia.  Hablemos del disco que tenemos entre las manos.

Podríamos decir sin miedo a caer en el tópico, que Wall of Fame, cuarto larga duración de la banda catalana Top Models, es su trabajo más personal. En él se dan cita todas las obsesiones musicales, cinematográficas, en definitiva  culturales, de la banda. Y se dejan notar en las influencias musicales y estéticas del disco. Corto Maltes, The Who, Bruce Foxton o Nastassja Kinski,  por solo mencionar unos cuantos, cruzan sus caminos en esta obra.

En el disco se incluyen una decena de temas, como antiguamente,  aquí no encontraras relleno ni trampa ni cartón, como nos tiene acostumbrados la industria musical desde hace años. Un disco como los de antes, cuando solo había singles o LPs, con cara A y con cara B, un disco que a buen seguro no hará falta que utilices con la tecla “forward”. Un disco en el que ninguna compañía te venderá la “moto” justificando ese dineral que has pagado por él.

Entre esos diez cortes podrás encontrar temas como el que abre la cara A “Love Maker”, una suerte de mezcla de “garage”, “beat” y “soul”, temas más “rockeros” como “Spell on You” o el que da título al disco.  O la maravillosa “A taste of Black”, una composición que si no estás muerto, te hará vibrar. Ya en la segunda parte del disco encontramos canciones con clara tendencia “pop” como “Tapes in my Mind” o la melancólica “Last Round” con una letra en ingles digna de ser oída y entendida.  En los últimos tres cortes, “Impossible Friends”, con unos coros perfectos de Agnes Ferrer, por cierto, “Ten Years Ago”, y “How Many More” se les ve la pasión por el blues y por las raíces americanas, quizás más acentuadas después de su gira por Estados Unidos.

Resumiendo; Un regreso conjunto de Albert y Ricky y un nuevo disco que eran necesarios. El amigo Pol Fontini, cofundador,  junto a Ricky de la banda, sigue cuidando de la buena salud de la batería, percusiones y alguna que otra voz. Y la anteriormente mencionada Agnes Ferrer, da buena cuenta de los teclados y ocasionalmente de los coros. Ricky y Albert aparecen como firmantes de todas las canciones del disco. Ni que decir tiene que el disco ha sido también editado en vinilo, y para los que prefieran el formato digital, el CD viene con un videoclip del tema “A Taste of Black”. Como ellos mismos explican: “Un disco sin aspiraciones comerciales”. Abundo en sus palabras, no es un trabajo con miras al gran mercado, pero si es un disco de los que quedan para el recuerdo. Pasaran los años y nos acordaremos de rodajas musicales como esta sin ninguna pretensión. Top Models son así, es su gran virtud y su gran peligro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.