Tu Madre – Tu Madre EP (Producciones Doradas)

El mago, en su espectáculo final, cortó a su mujer en dos pedazos; el público asistente, impresionado por lo acontecido y exclamando gestos de dolor, aplaudía sin cesar pidiendo más y más. La sangre brotaba a chorros. Ella y su sonrisa saludaban tímidamente. Y él, orgulloso de si mismo, serrucho en mano, correspondía los largos aplausos inclinando la cabeza una y otra vez. Una vez se cerró el Telón y mientras unos operarios limpiaban la sangre, ella abrió la cajita, sacó hilo y aguja, y empezó a coser sus amputados miembros. Y así una y otra vez cada día que había espectáculo. Es el teatro de los sueños.

Ésta podría ser una de las muchas historias que me vienen a la cabeza al observar con admiración las ilustraciones que ha hecho Lili Hartmann para el EP de presentación de este trío Barcelonés formado por Lios (bajo y voz), Elena Goliat (batería y voz) y Jangla (guitarra, piano y voz).
Seis canciones bordadas a mano, pero no un bordado a la Lagartera, que es aquel español perfecto y de difícil elaboración; el bordado que utiliza Tu Madre es imperfecto, de los que cuesta entender, no sigue los patrones marcados y eso es digno de admiración.

Empiezan con “Auua”, canción instrumental con un cambio de ritmo de vértigo y que gracias al chillido que emite le da un aire terrorífico más que interesante. “Puñal” transmite dolor y violencia, mucha violencia, el piano suena a venganza y la letra lo dice todo, (“Te voy a arrancar la piel suave como el aluminio, la estiraré para hacerme un tambor”). “Prematuro” es una de esas canciones que crean escuela, el arte de vacilar, el tema va creciendo sin parar hasta llegar a una gran distorsión, y entre medio de todo esto nos dicen, (“Es prematuro que me comas el culo”). Brutal. “ El Viento” es un tema algo más experimental donde predomina el juego de voces y una guitarra muy punzante. En “Recordando el tacto de tu pelo largo y negro” volvemos a la distorsión, ritmo intenso de guitarra, otra frase demoledora y repetitiva, (“Estaba tumbada en tu tumba recordando el tacto de tu pelo”), y un aullido profundo que clama venganza. Y para terminar “La nueva”, tema instrumental de corte tétrico donde piano, guitarra, bajo y batería van creciendo hasta un (“Papapapa”) que recuerda ritmos Valencianos del pasado. Todo encaja.

Grata sorpresa para poner fin a este interesante EP, una nana escondida en el último corte, pero no es una nana cualquiera, es una de esas que utilizaban nuestras bisabuelas y que hablaban de sangre, muertos y huesos. Muy Gore.

De Madre solo hay una, TU MADRE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien