Zahara – La fabulosa historia de… (Universal)

Chica joven, guapa, inquieta, desenvuelta, toca la guitarra y canta, lleva desde muy joven pisando escenarios de toda España…sus directos empiezan a ser relativamente conocidos… abre una página en MySpace para colgar sus canciones, otras en Facebook, Flickr y Fotolog para interactuar con sus fans….fans que cada vez son más y más… Finalmente, en unos meses, pasa de ofrecer maquetas en sus conciertos a grabar un disco de manera profesional y tener una presencia casi ubicua en los medios.

¿Os suena la historia? Podría pertenecer a cualquiera de los muchos nombres de chicas que han invadido (¿o debería decir construido?) la escena folkie nacional en los últimos meses. ¿Qué diferencia a Zahara de sus competidoras más directas? Bueno, principalmente una fulgurante aparición en lo que podríamos llamar el “aparato” comercial. Sí, más todavía que esas otras cantantes en las que ahora mismo estás pensando. Para La fabulosa historia de… (Universal, 2009), su segundo disco (antes, en 2005, se autoeditó Día 913), ha contado con colaboraciones de mucho prestigio. A saber: Carlos Jean a la producción, Ricky Falkner  (Standstill) también en labores de producción y participando en varias canciones, Alfonso Alcalá (gran bajista admirador de Jaco Pastorius) haciendo arreglos y tocando, y Santi Balmes (Love of Lesbian) colaborando en un dueto bastante interesante con la canción “Domingo astromántico”. Y detrás de todo ello, claro, la maquinaria de Universal marcando el terreno y promocionando a su producto. Ahí está “Merezco”, sintonía oficial de la Vuelta a España 2009; ahí están los espacios en telediarios de máxima audiencia; ahí están también las apariciones del propio Santi Balmes o Beth en sus conciertos. Ahí están también, ejem…esos llamamientos en el libreto a conseguir las canciones oficiales de Zahara para tu móvil.

Vale, es un producto. Pero la cuestión es: ¿es un buen producto, o no lo es? Pues el caso es que tiene canciones (propias, además) que no están nada mal. Por momentos recuerda a Feist o Ani DiFranco, aunque la voz de Zahara suena más aniñada, tal vez buscando recrear ese personaje que seduce al personal en sus conciertos y antes a través de las redes sociales. Personaje que podríamos definir como mitad Lolita mitad Audrey Hepburn (la “Chica pop” de su canción). Pero Zahara no es sólo una chica folkie, también sabe ser rockerilla en plan Amaral (“Funeral”), ponerse vulnerable como Fiona Apple (“Photofinish”, “Olor a mandarinas”), o abrazar el tontipop más inofensivo (“Chico fabuloso” hace que Cola Jet Set parezcan los Murder Junkies).

Zahara es dulce, bonita, seductora, alegre, dicharachera, mimosa. Cuentan que sus directos son fenomenales y muy trabajados (tiene 25 años y lleva casi 10 en los escenarios), y que dan ganas de subirse a la tarima y darle un abrazo. Personajes como Miqui Puig han caído rendidos a sus pies. Estos días la estarás escuchando continuamente si eres aficionado al ciclismo. Tal vez todo esté yendo demasiado rápido, así que yo, personalmente, esperaré un par de discos (y espero que algunos conciertos) antes de decidir si tenemos sucesora de Christina Rosenvinge o sólo una recreación vernácula, y algo más madura, de Hannah Montana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.