Black Rebel Motorcycle Club – Black Rebel Motorcycle Club (Virgin)

Esta banda de San Francisco, afincada en Los Angeles, pero que parecen tan ingleses como el fish and chips, también son una banda que se ha dado a conocer con una buena crítica de NME. Pero dejando prejuicios y polémicas hablemos de música que es lo que importa.
No aportan nada nuevo, cosa que también está de moda, pero hacen buena música y cumplen con su roll banda de rock psicodélico a la perfección.

Es una formación de tres jóvenes músicos, el cantante guitarrista Peter Hayes, el bajista Robert Turner y el batería Nick Jago y su música suena a Jesus and Mary Chain, a Stone Roses o a Ride, pero también a Stooges y a muchas cosas más. Podrían ser primos de The Strokes, pero BRMB no tienen vocación de hit singles, mas bien ofrecen un disco uniforme y lleno de buenas canciones. Aunque para decir la verdad baja de nivel a medida que va avanzando el disco, pero ello no desmerece en medida alguna su calidad , simplemente el comienzo es de un nivel bastante alto.

Visten de cuero, llevan greñas, son sucios, psicodélicos y desgarradores, y canciones como Love burns podría ser una de las mejores del año, con un sonido al estilo de los J&M Chain del Automatic (como también Red Eyes and Tears, y algunas otras…), pero aun con mas desgarro y suciedad. También es de destacar la canción Whatever hapened to my rock and Roll (Punk Song) que al estilo Stooges nos regala un rock&roll energético en una gran canción. Pero en este disco también hay medios tiempos y canciones melódicas como Riffles, o Awake.

Ellos mismos se han producido este disco de debut, y Virgin es la compañía que al final les ha fichado al prometerles la libertad que ellos pedían, después de un gran revuelo para tener a esta banda con tantas expectativas de éxito. Porque es cierto que además de las buenas críticas en prensa, mucha gente se ha fijado en ellos como Noel Gallagher que quería tenerlos en su compañía Brothers Records, o los Dandy Warhols que querían que giraran con ellos por USA .

En definitiva un gran disco, que merece la pena escuchar sin prejuicios puristas por los parecidos a los grupos que les ha influenciado, o por las a veces desaconsejable buenas críticas de la prensa inglesa. Simplemente si no lo hiciéramos nos perderíamos una buena nueva banda, que posiblemente dará mucho que hablar en tiempos venideros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.