Blackalicious – Blazing Arrow (MCA Records)

Uno se entera por la prensa de que Jam Master Jay, el mítico DJ de Run-DMC ha sido asesinado por unos pistoleros en un estudio de grabación neoyorkino. Parecía ajeno a todo ése sórdido mundo de las mafias, pero una vez más el rap y el hip hop verán su reputación ensuciada. Una reputación que, lo recalcamos una vez más, desde esta columna, va mucho más allá de los tópicos impuestos por una sociedad que no entiende todavía el significado de esta música, y tiende a estigmatizarla como si de un juego entre mafias se tratara.

Los que así piensan, no conocen a Blackalicious, representantes de un rap que pocos quieren ver, y, por ende, de un hip hop que no deja de ser patrimonio de ciertas minorías informadas. Un hip hop cuya vocación es, empero, universal y cuyo mensaje debería llegar a las orejas de los que blanden pistolas, empujados por la envidia y la competencia.

Blazing Arrow es el cuarto álbum de estos dos señores llamados Chief Xcel y Gift of the Gab, componentes de un grupo, Blackalicious, que funciona desde hace ya diez años. Ambos personajes proceden de la Bay Area de San Francisco, un mágico mundo en el que también habitan DJ Shadow, Latyrx, Quannum, Freestyle Fellowship y una miríada casi infinita de innovadores musicales, vanguardistas de la música popular y referentes ineludibles del progresismo moderno. Ventajas, supongo, de poseer la más maravillosa tienda de discos del planeta (ver www.amoebamusic.com).

Y, sin duda, Blackalicious son el referente generacional de todo este entramado. El hip hop fresco e imaginativo que hoy impera en esa parte concreta de California debe mucho a las rimas y ritmos de este dúo, que disco tras disco ha ido ganándose un lugar en el corazón de los aficionados al hip hop de todo el mundo.

Con todo, Blazing Arrow es un disco tan rico en matices y tan lleno de musicalidad que se hace difícil destacar algo. En él colabora Gil Scott-Heron, activista político del Black Power e inventor del rap moderno allá por 1970, y actualmente metido en serios problemas con la justicia de su país. Todo suena, además, muy orgánico lo cual demuestra que la tecnología avanza insospechadamente bien y es de suponer que se inaugura una época de grandes hallazgos sonoros. Relájense, acudan a una buena compañía (novia o novio) y disfruten de este disco, que es de los que se recuerdan con los años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien