Carlos López – Nada Será Como Antes (Autoeditado)

El fraseo que extrae de su guitarra el músico estepeño Carlos López es ambrosía para los oídos; el suave devenir de sus composiciones me recuerdan a pequeños haikus (algunas canciones no van más allá de los dos minutos) preñados de belleza serena y crepuscular, y en otros momentos su pulsión poética se adentra por territorios imprevisibles, panorámicos, que incluso beben del jazz, del quejío flamenco, o hasta de la tradición americana de maestros como John Fahey, Leo Kottke, Bill Frissell, o Derek Bailey.

Un lujo de disco este Nada Será Como Antes (Autoeditado, 2019) que cobra vida gracias al esfuerzo y el cariño invertido por él mismo, y grabado en los estudios de La Mina por Raúl Pérez, que ayuda a que estas sonoridades acaben plasmándose en un lienzo de fina abstracción muy táctil, voluptuoso, y acogedor.

Carlos López encandila los sentidos y ya lo dice el guitarrista californiano Julian Lange en el encarte del cd cuando afirma que estamos ante “un disco magistral de un artista capaz de desarrollar emotivos y bellos matices. Escucharlo es un placer y una experiencia maravillosa” Así es. En estos pentagramas hallaran solaz en el vaivén de hermosas piezas como “Aprecias Tormenta” que es como un blues de gran fisicidad, y el oyente puede oír como el instrumento “respira”, como si fuera una maquinaria propulsada por el aíre que le proporciona con sus dedos el propio López. Hay ecos al flamenco fermentado en barrica con preciosas gemas como “Solo El Misterio” o “Abran Paso Las Moléculas”, mientras Nels Cline parece surgir de entre las sombras en “Serendipia” y “Fueron Las Voces”. Un gran disco.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien