Centro-Matic – Fort Recovery (Houston Party)

Hablar de consolidación después de diez años de impecable carrera sería un poco absurdo, pero lo cierto es que no ha sido hasta la aparición de Fort Recovery que en nuestro país se ha empezado a hablar mucho y bien de los tejanos Centro-Matic. El personaje que se esconde tras la banda no es otro que Will Johnson. Si el pasado año entregó The Carlton Chronicles, uno de los discos de la temporada, al amparo de su otro grupo South San Gabriel, el talento de Johnson está lejos de mostrar síntomas de agotamiento; en Fort Recovery ha vuelto a reunir otra colección de canciones redondas.

Centro-Matic, al igual que Uncle Tupelo, Wilco o Mojave3, se encuentran en algún punto intermedio entre el “folk alternativo” y la música independiente americana; aunque para esta ocasión han optado por dejar las acústicas a un lado y subir el volumen del amplificador como buenos discípulos de los Crazy Horse de Neil Young.

El tema que abre el álbum, “Covered Up in Mines”, muestra las líneas maestras por las que transcurrirá el disco. La cálida y aguardentosa voz de Will Johnson, la incisiva batería de Matt Pence, la guitarra de Mark Hedman pasando de la calma a las tormentas de fuzz y la pasmosa facilidad de siempre para armar melodías perfectas.

A partir de ahí el nivel no bajará en ningún momento y por nuestro reproductor irán desfilando tamazos rock como “Calling Therematico”, “For New Starts” o “Take a Rake” donde la distorsión de guitarra es el timón que marca el camino. Algunas canciones como “I See Through You”, “In Such Crooked Time” o “Nothin’ I Ever Seen” relajan el tono y retoman la senda de la melancolía y los aromas acústicos por donde transitan South San Gabriel, ayudándose de pinceladas de slide, violín y vibráfono.

El tercer eje de Fort Recovery podría sustentarse en una suerte de reivindicación del indie de los 90. “Pattience for the Ride” y “Monument Sails” recuerdan poderosamente al sonido de bandas como Sebadoh o Pavement. Aún así el disco es absolutamente coherente y el elemento aglutinador es la emotividad y el buen gusto con el que están compuestas e interpretadas todas y cada una de las canciones.

La edición europea de Fort Recovery viene acompañada de tres temas extra que acaban de redondear un disco muy notable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien