Danko Jones + The Lizards (Sala Copernico) Madrid 12/05/23

Danko Jones venía a presentar su último trabajo; Power Trio (Mate in Germany 2021) su décimo trabajo en estudio, dos años después de haberlo editado, ya que no visitaba nuestro país desde el 2019. En esta gira, propiciada por Noise on Tour y Eclipse Group, ha estado arropado por diferentes bandas locales, en el caso de Madrid se trajo desde Barcelona a The Lizards.

Puntuales a su cita, Carla (guitarra-voces), Judith (bajo-coros) y Edgar (batería-coros) salían al escenario de la sala madrileña y avisaban; iba a ser un set corto, pero energético. Dicho y hecho, Judith no dejaba títere con cabeza y no sabemos a ciencia cierta como fue capaz de hacer sonar las cuatro cuerdas con el bajo – y ella misma – desafiando a la ley de la gravedad y a su integridad física. Mientras: Carla machacaba la guitarra y ponía las voces principales en forma de un potente torrente de voz, qué decir de Edgar, pegando a las baquetas con una sonrisa siempre en su cara y comunicándose así con los de enfrente del escenario.

Aún con un bolo muy corto, tuvieron tiempo de mostrarnos algunos temas de su último trabajo, Fake Reality (Adrenalin Fix 2022) como el que da título al disco, “Dead City”, o “The Freakshow”, que sonaron contundentes y sin florituras. El hecho de grabar en la disquera francesa y haberlo hecho anteriormente para: Kaiowas Records, filial de Roadrunner Records, hace que la banda tenga mucha proyección internacional, de hecho, han tocado por toda Europa, por no hablar de la multitud de fechas que ya tienen por la península. Sin duda, todo merecido para este trío de rock and roll sin fisuras.

A las diez menos cuarto salían al escenario Rich Knox (batería) y John Calabrese (bajo) para ajustarse a sus instrumentos, mientras hacían la broma de llamar insistentemente a Danko Jones para que saliera a escena. A todo esto, una sala Copérnico con entradas agotadas esperaba ansiosa a que los primeros riffs de la guitarra de Danko hicieran de las suyas.

Cuando nos quisimos dar cuenta, ya estaba sonando la sencilla, a la para que efectiva, “Guess Who´s Back”, su último single y que presumiblemente es un adelanto de un nuevo disco grande en ciernes. Toda una declaración de principios – como si a estas alturas le hiciera falta – en la que reivindica su derecho a estar ahí, haciendo lo que mejor sabe hacer desde mediados de los noventa, es decir: rock and roll garrulo y sin cortapisas.

Seguirían los clásicos: “I Gotta Rock” y “I´m in a Band”, sonando tan potentes como siempre, hasta llegar a otro de los temas más coreados y saltados; “First Date”. Para ese entonces al dicharachero canadiense ya le había dado tiempo a disculparse por haber tardado tanto tiempo en regresar a España y a bromear indicando que debería tocar aquí todas las noches.

Nosotros también habíamos notado que la formula encontrada en los primeros discos de Danko Jones sigue vigente y que, a estas alturas, no va a cambiar. ¿Sorpresas? Ninguna. ¿Sobresaltos? Menos. ¿Novedades? Para nada. Rock and Roll de alto octanaje y las habituales charlas y bromas, aunque es de agradecer que haya bajado el nivel conversacional en sus conciertos, en referencia a sus últimas visitas, que en ocasiones parecía un club de la comedia, que todo hay que decirlo.

No pudieron faltar algunas canciones infalibles como: “Sugar Chocolate”, o la celebradísima “Code of the Road”, hasta llegar a una versión solo a guitarra de “You Are My Woman”, dedicada a un tipo entre el público, que ha ido a todos los conciertos de la gira española y al que reconoció de inmediato. Eso es ser fan.

Entre chanzas y comentarios, algunos más divertidos que otros, entre los que hubo alabanzas a Madrid, hasta situarla como la ciudad más “rockera” del mundo junto a Detroit –supongo que irá cambiando el cuento dependiendo de la ciudad– íbamos llegando casi al final del set. La segunda que cayó de su mencionado último trabajo fue “Flaunt It”, que precedió a otros clásicos del repertorio habitual como: “Had Enough”, o “My Little RnR”, que dedicó a unos niños, acompañados de sus padres por supuesto, situados en un lateral del escenario.

En los bises, que obviamente estaban preparados, atacarían con otra del nuevo; “Saturday” y otras dos de cosecha clásica, “Invisible” y “Rock Shit Hot”. En definitiva, nada nuevo bajo el sol, concierto divertido para público muy entregado y quizás poco exigente. Pero ¿Quién soy yo para decir nada si al trío les funciona esto desde hace décadas?

A los que decís que Danko Jones lleva haciendo el mismo disco y concierto desde hace casi treinta años, os diré que sí, tenéis razón, pero nadie es perfecto. El canadiense encontró la fórmula de la juventud, que le mantiene eterno desde el primer disco y eso es mucho decir, teniendo en cuenta además que siempre tendrá una legión de admiradores, manos cornudas en alto, dispuestos a pasárselo de miedo en sus conciertos.

Fotos Danko Jones: Fernando del Río

Más fotos de Danko Jones

Deja una respuesta

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien