El Robot Bajo el Agua – Sólo Resta Sumar (Estamos Felices)

Gracias a Dios, la incontinencia creativa de Nicolás Kramer sigue sin cura. El otrora líder y guitarrista de Jaime Sin Tierra prosigue su carrera en solitario (acompañado de Lucarda, primer batería de JST) y lo hace de la misma manera en que dejó las cosas en 2004, cuando editó sus 2 primeros trabajos simultáneos, “Destrabando la palanca” y “La óptica espacial desde el corazón”.

La fórmula utilizada será familiar para los seguidores del artista: una base electrónica, algo ensuciada por el paso del tiempo (en directo suena desde un casete al que le echaría mínimo unos 30 años), guitarra, voz, juguetes y Juan Stewart (sí, otro ex-JST) a los mandos. Nicolás al desnudo para que brillen las canciones, para las que el argentino sigue teniendo ese don especial que lo diferencia del resto de cantautores de su generación.

Si bien “Sólo resta sumar” tiene menos grandes momentos que su predecesor (me quedo con ”Algo”, “Cámara” y “Madriguera”), nos encontramos de nuevo con esas letras que en apariencia rozan la infantilidad pero que hacen touché a poco que te sumerjas en ellas. Situaciones cotidianas, absurdas o excesivamente realistas, ponen color a un paisaje musical sencillo y con pocos arreglos, pero infinitamente atractivo.

Una propuesta sorprendente de apariencia frágil y poco seria, algo que se acentúa al verlos en directo, pero que tiene más miga de lo que parece a primera escucha. Da gusto escarbar en los temas de Kramer y encontrar tanta belleza oculta.

Si la carrera de Jaime Sin Tierra te dejó con ganas de más, El Robot bajo el Agua es un proyecto que superará aquellos buenos momentos vividos con una de las mejores bandas indie argentinas de los últimos años. Y no olviden que aunque no esté distribuido aún en España, siempre nos quedará la red…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.