Entrevistamos a The Excitements, soul de vieja escuela

The Excitements es elegancia, calidad y pasión. Este conjunto catalán de soul y rhythm & blues publicó a mediados de octubre su cuarto álbum de estudio, Keeping ‘ On (Satélite K). Un disco conformado por catorce temas en el que se acerca a los sonidos de la vieja escuela del soul.

Además, en este nuevo trabajo encontramos el debut como vocalista de la artista francesa Kissia San. Una incorporación increíble que les ha permitido ampliar su espectro sonoro sin perder la fuerza que les ha caracterizado durante estos años.

“Nuestro campo de batalla habitual es el extranjero”

Es un placer hablar contigo Adriá. Lo primero de todo, ¿quiénes son The Excitements?

Somos una banda de soul y R&B que llevamos en la carretera más de 10 años, hemos tenido la suerte de actuar por todo Europa, en ciudades como Quebec y Montreal o países como Túnez y Marruecos. Nuestro campo de batalla habitual, por decirlo de alguna manera, es el extranjero.

Ese es uno de los elementos que más ha llamado mi atención, la capacidad de dar conciertos a lo largo de todo el mundo, es indudable que tenéis una clara vocación internacional. Incluso, he podido leer, que lleváis una media de 80 conciertos anuales. ¿Cómo se puede mantener ese ritmo de actuaciones?

Arriba y abajo. Esa es la media que normalmente hacemos al año, exceptuando estos años de pandemia. El año que menos conciertos hemos ofrecido es de 70 y el que más de unos 100. La verdad es que tienes que valer para poder llevar este ritmo, no es una vida fácil. A fin De cuentas, un tercio del año te lo pasas fuera de tu casa en una furgoneta con ocho personas. Es una especie de Gran Hermano constante y cansado.

Además, no todos los conciertos son en Madrid y Barcelona. Generalmente, son viajes muy largo; igual te tocan 800 kilómetros de carretera un día, al otro día 700 y el tercero 450. Lo mismo, tienes un día libre a la semana y si te pones malo pues te tienes que aguantar; si coges fiebre tienes que seguir tocando. El día libre que tienes al final te quedas metido en la cama. Esto va así, en este trabajo no puedes decir aquello de no vengo mañana, no vengo que tengo…

 

En demasiadas ocasiones esta situación es romantizada hasta la saciedad, pero como bien dices no se habla muchas veces de la letra pequeña. ¿ Cuál de estas actuaciones recuerdas con mayor cariño?

No sabría decirte, son muchos los buenos momentos. Por ejemplo, hay una sala en Vitoria que se llama El Dorado y me encanta, es uno de mis sitios favoritos. También las veces que hemos podido actuar en Londres, en un sitio como el Royal Albert Hall, un lugar tan emblemático y especial que solo tener la oportunidad de poder tocar allí es algo increíble.

Volviendo a los inicios, The Excitements nacieron allá por el 2010, en la periferia de Barcelona. ¿Cómo nació este proyecto musical?

Daniel Segura, el antiguo bajista, y yo estábamos en otro grupo, pero queríamos tomárnoslo más enserio esto de la música, profesionalizarnos de alguna manera. Llevábamos toda una vida en diferentes proyectos semiprofesionales y vimos que era el momento de dar el salto. Este tipo de música era lo que nos apetecía hacer, aunque siempre hemos podido tocar lo que nos hemos querido.

Hace apenas un mes, habéis presentado vuestro nuevo trabajo, Keepin’ On (Satélite K). Un disco excelente en el que mostráis ese poderío de R&B, aunque en esta ocasión, más ligado al soul clásico. ¿Cómo ha sido trabajar en este proyecto?

Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado. La verdad es que estoy muy contento con el resultado final. Este nuevo disco ha tenido un proceso un poco dificultoso. Lo primero de todo, porque ha habido un cambio de cantante, luego porque Dani tuvo que dejar la banda debido a motivos familiares y, finalmente, por la Covid.

Nosotros habíamos parado un año antes de la pandemia, con el cambio de la frontman tuvimos que reestructurar todo el proyecto. Justamente, cuando íbamos a entrar a grabar en el estudio fue cuando decretaron la cuarentena. Además, la nueva cantante vive en Paris y otra parte del equipo también reside fuera de España. En fin, ha sido todo bastante difícil, aunque todo lo que hemos hecho todos estos años tampoco ha sido fácil.

 

Ha tenido que ser todo una especie de odisea. Vuestra antigua frontman era Koko Jean y ahora es Kissia San. ¿Cómo se incorporó Kissia a The Excitements?

Estamos muy contentos con la unión de Kissia, es una artista magnífica. Nosotros estuvimos escuchando a diferentes cantantes, pero por una cosa o por otra, ninguna nos terminaba de encajar. Al final, Julien, nuestro técnico de luces, la vio en un concierto en París y alucinó. Concretamos una cita y todo salió genial, era como cenicienta con su zapato, entró perfectamente.

Buscábamos una voz que fuera diferente a la de Koko porque, aunque es inevitable, no queríamos que hubiera comparaciones entre ambas artistas. Si sus voces hubieran sido muy parecidas, esas comparaciones podrían llegar a ser desagradables para las dos. Para evitar un poco todo esto, buscamos un perfil diferente.

Con la incorporación de Kissia, encontramos en este cuarto trabajo un sonido más ligado al soul, incluso tirando hacia el Northem soul británico. ¿Cuáles han sido vuestros referentes musicales en este nuevo disco?

Más que referentes en sí, que siempre los hay, es un sonido un poco distinto debido a las nuevas posibilidades que tenemos. Nos hemos ido adaptando al nuevo registro de voz, a un nuevo dialogo entre los músicos. La voz de Kissia es más soulera, en cambio, Koko es más blusera. Nosotros queríamos tirar hacia este sonido de soul más clásico y esta nueva incorporación ha sido genial. Este nuevo disco es más pausado, con más sentimiento en alguna de las canciones.

Por lo que me has comentado anteriormente, la pandemia trastocó todos vuestros planes. Además, es un disco en el que habéis colaborado con James Graham, miembro de Hannah Williams and The Affirmations. ¿ Cómo ha sido el proceso de composición y grabación?

Al final las tecnologías han tenido un aspecto central. Siendo sinceros, gran parte del disco se había realizado antes de la pandemia, por eso te decía que nosotros estábamos listos para gabar en febrero- marzo del 2020. Por aquellas fechas, muchas de las canciones ya estaban compuestas por James Graham. Debido a la pandemia, las restricciones en los viajes y la cuarentena no pudimos empezar a grabarlo. Al final, el disco se fue retrasando, y luego entre que la cantante reside en Paris, James en Suiza … y que los indicadores en España, por aquel momento, no eran del todo buenos, pues parte del proceso tuvo que ser vía telemática. No queda otra que jugar con las cartas que tienes.

 

En estos momentos estamos viviendo una época del resurgir del soul y del funk. Ya no solo cantantes como Michael Kiwanuka, Curtis Harding o Leon Bridges, sino que artistas como Bruno Mars y Anderson Paak, y su nuevo conjunto Silk Sonic, están consiguiendo colar sus canciones entre las más escuchadas a nivel mundial. ¿A qué crees que es debido a este resurgir?

Empezó hace unos años, una especie de renacer de artistas que fueron tirando hacia un rollo old school, todo esto ha ido creando un pozo, un imaginario que más artistas están continuando. Además, se está mezclando con otros estilos, con otros géneros. El soul ha pasado a formar parte del imaginario de muchísima gente, está en el rap, en el r&b moderno, y todo esto hace que sea más fácil que nuevos artistas vuelvan a triunfar con viejas músicas. Aun así, el soul siempre ha sido una referencia, desde sus momentos más bajos hasta los más altos, pero parece que ahora se está creando un camino muy ecléctico.

Lo bueno de todo esto, es que este tipo de géneros han pasado de ser un tipo de música que escuchaba un señor mayor a una música que se está rejuveneciendo. También es cierto que la inmensa mayoría de chavales jóvenes no lo escuchan (risas) y es lo normal. Oye, que me parece fantástico, es normal que un chico de 16 años no escuche lo mismo que yo, que tire por sus propios sonidos.

Yo, por ejemplo, siempre discuto con mis amigos cuando se meten con el trap y dicen:

– ¡Menuda mierda de música!

Les comento: No tío, en plan, te puede gustar poco, pero a ellos les representa. Me estás diciendo lo mismo que te decía tu padre con el Punk.

Y ellos me contestan: no es lo mismo…

– Claro, no es lo mismo porque el viejo ahora eres tú … Esta es la eterna lucha generacional de la música.

Por último, ¿qué significa para ti la música?

Algo que siempre ha estado. Recuerdo que me enamoré cuando era un adolescente y aquí sigue ese amor, algo a lo que me he querido dedicar. He trabajado en otras muchas cosas, pero nunca he dejado de tocar. La música siempre está presente en mi día a día, ya sea tocando, actuando o simplemente disfrutando de ella. La música es algo inseparable de mi vida.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien