Franz Ferdinand (Wizink Center) Madrid 26/10/22

Parece que fue ayer cuando Franz Ferdinand irrumpieron en nuestros reproductores con su chispa y esos dejes del afterpunk y la new wave. Sus dos primeros discos fueron una de las mejores noticias de principios de siglo, una carta de presentación de momento imbatible, que en dos décadas no han sabido/podido/querido igualar.

La banda de Alex Kapranos se encuentra en un periodo de cambios de formación, una transición en la que no parecen encontrar un sonido con el que se sientan cómodos del todo, ya que siempre que se han salido del guion como ocurrió en los interesantes Tonight: Franz Ferdinand (2009) o en Always Ascending (2018), no han terminado de encajar. Quizá ese sea el motivo de que antes de emprender nuevas aventuras hayan decido echar la vista atrás con su primer grandes éxitos hasta la fecha, un Hits To The Head que estos días presentan en nuestro país.

Es posible que la mejor manera de encontrarse a uno mismo sea volviendo a lo que mejor sabes hacer, por eso esta gira no es más que la celebración de un poderoso cancionero. Una nueva demostración de que sus directos son una fiesta y de que siguen siendo capaces de animar el cotarro con esa reconocible energía. Un setlist sin espacio para las sorpresas y con más olor a festival que a tour de salas, que arrancó tras una cortina blanca con «The Dark of the Matinée» y nos fue llevando por sus temas más esperados durante la escasa hora y veinte que duró.

Como cabe imaginar, desataron la locura en «Do You Want To», «Take Me Out», «Walk Away» y «Ulysses». Nos demostraron lo bien que funcionan en vivo «Right Action», «Love Illumination», «Always Ascending», «Evil Eye» o «Michael» y cómo encajan en el conjunto las nuevas «Curious» y sobre todo «Billy Goodbye».

Volvieron a constatar que sencillos quizá menos populares como «No You Girls» , «Glimpse of Love» o «Outsiders» -esta última con una parte final en la que toda la banda se convirtió en percusionista improvisado- siguen siendo tan infalibles como el resto. Y con una alargada en exceso «This Fire», con performance que incluyó poner en cuclillas al público, terminó un entretenido concierto en el que nos reencontramos con esos viejos conocidos a los que aunque no veas durante una temporada, siempre te garantizan pasar un buen rato.

En ellos está seguir siendo un grupo que no ha sabido superar sus mejores épocas o intentar ir un paso más allá.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien