Golden Silvers – True Romance (XL Recordings / Popstock)

El trío británico Golden Silvers debuta en el ya abarrotado panorama del pop alternativo con True Romance, un álbum de cuidado grafismo que contiene diez canciones ejecutadas con cierta brillantez y una llamativa dosis de sensibilidad e inteligencia musical. La música de los londinenses se apoya en una formación de teclado, batería y bajo, y la mezcla de esa formación tan poco rockera y la inevitable influencia de los tiempos que corren – la nostalgia ochentera, la recuperación de los clásicos como Dylan o los Beatles, etc… – da un disco repleto de temas que colean entre la psicodelia pop sesentera y la música disco de los ochenta.

En este sentido, True Romance es uno más de esos discos que inundan hoy día el mercado: pop elaborado, con una amplia base de influencias, y, por qué no decirlo, con bastante talento. No cabe duda de que el pop es un invento que tiene unos cuantos años y de que los chavales ingleses ya lo dominan como si hubiera existido desde siempre, y con ello sacan discos de buen pop como churros. Pues eso, este es uno más, en la línea de Crystal Castles (pero más melódico), MGMT (pero menos alegre), Bound Stems (pero más electrónico), Cut Copy (pero menos bailable), Phoenix (pero menos impactante) y un largo etcétera. No obstante, eso únicamente quiere decir que True Romance forma parte de una ola de buenos músicos que están recuperando y remezclando géneros con muchísimo acierto, y en ningún momento quiere decir que sea un disco aburrido o poco original o malo en ningún sentido.

Más bien al contrario; hay que reconocer que Golden Silvers han sabido publicar en este disco algunas excelentes baladas, con ricas melodías en las que resuenan ecos de casi todos los titanes de la música de las últimas tres décadas. Canciones ejecutadas con intensidad y, a pesar de que el sonido no es todo lo limpio que seguramente ellos hubieran querido, capaces de despertar interés desde la primera escucha. La cosa tiene truco, de acuerdo: cada buena canción del disco parece entre un homenaje y una ‘fusilada’, de algún grande. “Please venus” recuerda poderosamente a los Beatles; “Here comes the king” parece mismamente escrita por Leonard Cohen y “Arrows of Eros” parece cantada por Morrissey desde la primerísima estrofa.

Pero no inventar no quiere decir no interesar, y finalmente, obviando el hecho de que Golden Silvers utilizan sus influencias musicales de manera clarita y directa, True Romance resulta un disco en el que descubrir excelentes canciones. Si uno es capaz de sobreponerse al enervante diseño gráfico del disco, por supuesto, tan histéricamente brillante y tan violeta y dorado que a un servidor, personalmente, le provoca ataques epilépticos cada vez que lo ve. Ah, y siempre considerando que las letras son de poca relevancia para el personal nacional, por supuesto, porque si uno se para a escucharlas la verdad es que hay para desanimarse rápidamente… en el aspecto letras, True Romance cae por debajo de lo naif hacia lo francamente cutre. A veces, realmente, parece que algunos grupos de esta generación de pop electrónico hayan decidido saltarse a la torera lo de dar significado a sus canciones. El motivo está poco claro pero debe tener que ver con haber escuchado demasiado a Air.

En suma, un debut que ofrece buenos momentos de pop y algunos segundos de música bailable. Según nos pille, True Romance puede despertarnos interés en seguir la pista de este trío londinense en futuros discos o abandonarse en un cajón a las tres o cuatro escuchas y borrar a Golden Silvers de nuestro radar. Curiosamente, en ambos casos no perdemos nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien