Incubus – A Crow Left Of The Murder (Epic)

Algo más de dos años después de Morning View, de litigios judiciales con Sony y del cambio del bajista original Alex “Dirk Lance” Katunich por Ben Kenney, Incubus nos presentan su nuevo álbum A Crow left of the murder.

Publicado el 3 febrero, A crow left of the murder supone una evolución musical en la carrera de Incubus. La primera vez que lo escuchas te vienen conclusiones a la mente como “suena a Incubus pero no lo es” o “no parece Incubus pero lo es” lo cual es aparentemente contradictorio, pero te lleva a la conclusión de que los ingredientes son los mismos y que están cocinados de manera diferente. La receta resultante es algo más que simplemente interesante.

A crow left of the murder no se limita a seguir la recta trazada por los imprescindibles S.C.I.E.N.C.E, Make yourself o Morning view sino que simplemente la reinventa. Con un estilo y una calidad por encima del nivel que muestran otras bandas Incubus supieron escapar fácilmente del saco del nu metal donde se les pretendía encasillar. En su nuevo disco siguen dando prueba de ello.

Cincuenta y nueve minutos que se abren con el single “Megalomaniac” claro ejemplo de la pócima que Brandon Boyd, el impresionante maestro del riff Mike Eizinger, el nuevo bajista Ben Kenney, Jose Pasillas y DJ Chris Kilmore preparan a la perfección. El single se enmarca dentro de las canciones con más matices reivindicativos sociales y políticos del disco junto con “Beware! Criminal”, “Made for T.V. movie”, “Talk shows on mute” o la contundente “Pistola” que junto con “Megalomaniac” ya hicieron las delicias de sus seguidores en su presentación en Lollapalooza 2003.

Hay siempre espacio para canciones más intimas y a medio tiempo dentro de los discos de Incubus y en A crow left of the murder “Agoraphobia” “Southern girl” y “Here in my room”, impresionantemente orquestal y con la colaboración de Suzy Katayama, hacen los honores. La banda mezcla a su manera su peculiar modo de entender la música con esos toques de jazz y funk que les han hecho diferentes al resto. Brandon Boyd, sigue siendo fiel a su estilo aunque como el resto de la banda aporta nuevos matices en su interpretación vocal. Kenney y Pasillas se muestras sobrios y contundentes en la conducción rítmica de todas y cada una de las canciones. DJ Chris Kilmore soberbio tras los platos ñadiendo fuerza creativa a la banda. Y como no Mike Eizinger, el auténtico motor de Incubus, que reiventa una y mil veces sus propios riffs y que en canciones como “Sick Sad Little world”, “Leech” o “Priceless” demuestra que realmente es él el que no tiene precio. Un maestro.

A crow left of the murder no es un disco que entre a la primera, hay que tomarlo en pequeñas dosis para saber apreciarlo y ya se sabe que los discos que entran rápido de la misma manera se olvidan; creo que no es el caso.

Producido por Brendan O’Brien, A crow left of the murder será presentado en Barcelona el 1 de mayo, cita a marcar en las agendas de los seguidores de Incubus, así que no nos queda demasiado tiempo para ver la evolución en directo de su nuevo trabajo. Seguro que no nos decepciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien