Taylor Swift – folklore (Republic)

En la actualidad si no tienes una cuenta de Instagram parece que pierdes el curso de los tiempos. Al menos eso parece cuando te enteras de que la mayoría estrellas del pop mainstream la utilizan como vehículo para anunciar, a tiempo real, lo que hacen en cada momento, o anunciar, como en este caso que nos ocupa, disco pocas horas antes de colgarlo en plataformas digitales. Así es Taylor Swift que parece ser que siete horas antes de desconfinar sus nuevas canciones lo comunicaba por redes sociales siete horas antes con fotos en blanco y negro en donde aparecía entre claroscuros. En tan solo veinticuatro horas, y según datos oficiales, vendió millón y medio de copias en formato físico previo preorder, y las escuchas en Spotify ascendieron a ochenta millones. Casi nada, y eso que esta vez el gabinete de marketing no tuvo que intervenir en exceso.

folklore (Republic, 2020) es fruto de la pandemia, huelga decirlo. Swift tuvo que cancelar todo debido a la emergencia sanitaria, incluyendo su presencia como primera figura de cartel en el Glastonbury de este año, pero este tiempo le ha servido para entregar su mejor disco hasta la fecha. Un disco extenso producido desde la distancia por Aaron Dresner (The National), y en algunos temas por Jack Antonoff, que parece que se esté convirtiendo en el productor oficial del momento.

La de Pensilvania tenía ganas de dar un nuevo volantazo a su carrera. Otro más. De la canción americana revisitada en sus inicios al pop mas bombástico de grandes aforos, ahora reposa tocando el piano, y dejándose acompañar por suaves arreglos de cuerda, guitarras rasgadas con suavidad, y sutiles mantos de (micro)electrónica. Un disco en donde lo menos es más, y que recuerda por momentos al Sufjan Stevens de Carrie And Lowell en temas intimistas, y de aura celestial, como “Seven”, “Illicit Affairs”, o “Mad Woman”.

Sus mejores registros vocales también se hallan en este excelente disco: “The 1” – en la que recuerda a un antiguo novio- entona bien alto, y hay atisbos de la artista a la que corean miles de fans con mecheros encendidos; este registro parece que cambia en “Cardigan”, un poco más desdeñoso, emulando a Lana Del Rey pasada por el filtro rockero de Stevie Nicks.

En “Exile” le acompaña la voz de Bon Iver para esculpir una bellísima balada al piano, mientras que “Epiphany” un sinuoso sintetizador crea un exultante retablo paisajístico de dream pop.

Escucha Taylor Swift – folklore

 

 

Un comentario sobre “Taylor Swift – folklore (Republic)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!