Índigo – Cosas Que Nunca Te He Dicho (Junk Records)

“No importa morir. Lo terrible es no vivir”. Ésa es la sentencia que figura en la contraportada del libreto de Cosas Que Nunca Te He Dicho. La cita de Víctor Hugo en Los miserables podría encontrarse tranquilamente en cualquiera de los rincones que habitan las once canciones del debut de los valencianos Índigo. Algo tan sencillo como crudo, algo que resulta tan fácil y realmente es extremadamente complicado.

Después de varias maquetas, el grupo valenciano ha encontrado en Junk Records su salvavidas, no sólo para no morir, sino para poder vivir. Rodeadas de fotografías de Robert Doisneau, Cartier-Bresson, Brassaï o Izis, la voz de Vanesa y la música de Índigo viajan espoleadas por la brisa de levante y un olor a salitre edulcorado. Un sonido almibarado con una inocencia y una desnudez que, a pesar de que parece quebrarse en el segundo verso, se cuela por agujeros imposibles y se hace fuerte en el interior del que lo escucha.

El debut de Índigo no es sólo indie-pop, es pop con conciencia. Una conciencia de paso del tiempo que, a través de lo íntimo de su envoltorio, la calidad de las composiciones y la producción de Dani Cardona rica en matices, recuerda a grandes del pop nacional como La Buena Vida o Cecilia. Especialmente enconada es esa semejanza en temas como “Échale la culpa a Hill”, “A veces pasa”, “Eclipse 3105” o “La zona gris”, que denotan un nivel más que correcto tanto en la composición como en la producción.

Hay que estar siempre atento a las cosas que nunca que se dicen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.