Nadadora – Hablemos del miedo (Jabalina)

Nadadora es uno de los pocos grupos que en España se atreve a impregnar de cierto lirismo sus canciones, entendiendo por lirismo, no un mero ejercicio de estilo, si no una auténtica vocación de transmitir emociones.

Como más ilusión que resultado, comenzaron hace ya tres años a desvelar su particular universo con Aventuras dentro de cajas, un delicado EP en el que parecían no querer desprender su mirada del suelo. Todo el frío del mundo fue su debut de larga duración y la frágil llave que llena de nostalgia, les abrió un pequeño espacio entre lo mejor de nuestro pop.

Un paso más allá nos encontramos con Hablemos del miedo, un meticuloso trabajo del sexteto gallego grabado en sus propios estudios (Círculo Polar en O Grove), y masterizado en Nueva York por el reputado técnico Alan Douches (Antony and the Jonhsons, Galaxie 500, Sufjan Stevens), en el que descubrimos varias novedades. Más sólidos que en el pasado, Nadadora ha aprovechado las largas horas dedicadas al disco para madurar un sonido que gana adquiere empaque al primar las guitarras, se enriquece incorporando arreglos de cuerda y viento, e incluso prueba a experimentar con disonancias y desestruturas. La explicación al por qué de esta evolución la encontramos pronto en las letras. La madurez no sólo ha sido cuestión del estilo, sino que los sentimientos que motivan las canciones se han teñido de miedo y soledad. ¿La edad?, ¿La realidad?, ¿Quién sabe? Oscuros y densos, la suave emotividad que hasta ahora había caracterizado a Nadadora se transforma, con una escalofriante naturalidad lineal, en tensa desolación.

“El Bosque”, “Tú y cuántos como tú”, “La electricidad en el hueso” y “Al final (todo arde)” son quizás los momentos más crudos de un disco en el que el desasosiego de las sensaciones sólo es superado por la belleza de las canciones porque hablar del miedo, casi siempre sirve para olvidarlo.

Sin duda, un auténtico acierto y uno de los discos más emocionantes que podremos escuchar este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.