IS – El Duelo (Limbo Starr)

El Duelo se presume un disco oscuro en su concepción. Desde el propio título, por su foto de portada, por su diseño, por el intenso uso del blanco y negro frente al colorido debut, por las circunstancias afectivas que se pueden adivinar en la vida de Isabel León

Pero no es así. O, al menos, nos sabe engañar muy bien (aunque el tremebundo desnudo de “La mente negra” se empeña en lo contrario). El duelo, el luto por los corazones a la deriva y fragmentados, parece ser la antesala al resultado final, como si fuera la luz al final del túnel la que preside su concepción.

Por tanto, nada de regocijo de oruga en sal, todo lo contrario. Bien es cierto que la energía y luminosidad, algo desperdigada, pero rabiosamente efectiva del debut de Is, Istochnikov (04) -la friolera de diez años han pasado, terror cómo pasa el tiempo- no aparece aquí más que en ráfagas puntuales; sirva como ejemplo más evidente la musculada “Ejército Istochnikov”, mi tema preferido del lote.

Por lo demás, la cadencia reposada y el susurro entre enigmático, sugerente e inocente de la albaceteña marcan las pautas del viaje. Acompañada de gran parte de sus fieles, Burrito Panza al completo, el disco gana en homogeneidad y cohesión con respecto a su primer envite, si bien no encuentro composiciones tan deslumbrantes como en su radiante álbum anterior. Limpias confesiones, bonitas y arregladas con gusto sutil, como “Algo” o la anteriormente citada es lo más cerca que está El Duelo de sus anteriores pequeñas grandes cimas.

La conclusión es clara: la vida siempre gana. Y eso hay que celebrarlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.