JJ – Nº 3 (Secretly Canadian/Houston Party Records)

Todo cuanto rodea al dúo sueco compuesto por Joakim Benon y Elin Kastlander lleva intrínseco un inquietante halo de misterio. Desde su mínimo nombre y no menos escueto título del disco -ese Nº 3 (2010) refiriéndose al que en realidad es su segundo trabajo- a la impoluta portada blanca ligeramente sangrante, sin descuidar en modo alguno la música incluida en el presente trabajo, donde la solemne voz del miembro femenino de la ecuación preside la turbadora liturgia desde un púlpito inmaculado.

Hay diferentes maneras de canalizar pesimismo, autodestrucción o rabia latentes en la mente. La dupla escandinava decide empapar esa tendencia en persistentes algodones con aspecto de canciones para, amparados en meditada instrumentación y matices electrónicos, susurrar las perversiones anidadas en su interior.

Veinticinco minutos repartidos entre nueve cortes resulta suficiente para describir un panorama arrasado desde una calma y melancolía que disfraza la fascinación por la muerte que acompaña a la vida, y en la que el blanco industrial bien podría referirse a la luz que guía al alma a través del hipotético túnel hacia el último viaje.

Un álbum al que su propia languidez y fragilidad encumbra u hostiga según el instante, quedando la calificación final tan alejada de la prestigiosa gloria como de la preocupante decepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.