Kishi Bashi – Lighght (Joyful Noise)

Kishi Bashi formaba parte de ese club de excelentes músicos que se han pasado media vida tocando para otras bandas y siendo más apreciados por los profesionales del sector que conocidos por el aficionado habitual del sector. Aunque este no es su primer disco ni tan siquiera su primer proyecto, consta en las crónicas su adscripción a unos casi desconocidos Jupiter One, su primera incursión en solitario en 2012 le permitió dar a conocer su música y con el presente disco “Lighght” se reclama como uno de los nombres a seguir para el amante del pop más elaborado y extravagante.

La primera comparación obvia resultan los Of Montreal, donde no por casualidad ha sido un fijo en sus actuaciones de directo. Pero su clara formación clásica con el violín, su gusto por la excentricidad, los falsetes y los ocasionales ritmos bailables lo llevan a aparcar el coche en el mismo garaje que unos !!!, Cut Copy, tUnE-yArDs o, incluso, en sus mejores momentos claro, hasta a un Sufjan Stevens post-banjo pre-hip hop. Incluso echando la vista todavía más atrás, los Queen más épicos no serían una mala referencia. Y todo ello sin dejar de integrar al disco algunas canciones de corte más pausado de aires folk. Quizás habría sido conveniente que tirara más de su violín puesto que cuando lo hace se da un aire muy personal y consigue momentos realmente brillantes.

En general es un disco disfrutable de principio a fin, quizás afloje un poco hacia el final pero está lo suficientemente bien escrito para que no resulte empalagoso, es  lo suficientemente variado para que no resulte tedioso y es suficientemente original para que no dé la sensación de homenaje excesivo en un disco al que algunas influencias aún se le escapan un poco de las manos. ¿Aún no habíamos mencionado a Arcade Fire, verdad?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.