Prefuse 73 – Preparations (Warp)

Malos tiempos para el hip hop de corta y pega. Con un D.J Shadow cada vez más desdibujado y sin noticias de The Avalanches desde hace más de un lustro, parecía que Prefuse 73 iba a ser el baluarte final, el último irreductible galo pero, a la vista de los resultados, también ha sido vencido y, lo que es más grave, él mismo se ha convertido en su propio verdugo. Tras el monumental e imprescindible One Word Extinguisher (03), la inventiva y la capacidad de seducción de Guillermo Scott Herren ha ido desinflándose paulatinamente. En ese camino que ha llevado a la pérdida del fondo en pos de la forma, Preparations es la escala más lacerante; un vacío ejercicio de estilo sin alma, un embalaje de lujo para envolver la nada.

Muy poco queda aquí del Prefuse 73 capaz de emocionar y sorprender con un hip hop de ascendencia soul y maneras jazz sin necesidad de MC. Escasos minutos de auténtico interés encierra Preparations, muy poco tiempo real de juego. Por encima de todo destaca ese espectacular single que es “The Class of 73 Bells”, apoyada en los coros de School of Seven Bells y una “Smoking Red” donde la sangre la pone John Stanier, el increíble batería de Battles. Y este es un bagaje muy pobre para lo que estábamos acostumbrados, sobretodo teniendo en cuenta que ese material ya fue avanzado en un ocho pulgadas previo a la publicación del disco. Quizá sólo logre sacarnos del sopor algún pasaje de “Prog Version Slowly Crushed” o una “Pomade Suite Version One” en la que, con buen criterio pedagógico, Herren enfrenta unos samples de hip hop old school a su poliédrica y mutante manera de entender el género. El tema final (“Preparation Outro Version”) funciona como perfecta metáfora del disco, nos promete un clímax que nunca llega.

Paradójicamente, Interregnums, el bonus CD que acompaña a su hermano mayor, resulta más estimulante que el propio Preparations. En los quince temas que lo conforman, Scott Herren no abunda en una fórmula que parece apunto de agotarse, sino que opta por jugar con la manipulación de instrumentos clásicos como pianos o secciones de cuerda, despojándolos de cualquier elemento percusivo. Y es en este terreno, a priori ajeno y más cercano a su labor naturalista al frente de Savath and Savalas, donde el norteamericano consigue dar con algunos pasajes de estremecedora belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.