Sidonie – Sidonie (Bip Bip Records)

Por fin ve la luz uno de los discos más esperados del año, el debut en larga duración de los barceloneses Sidonie, sobre todo después del buen sabor de boca dejado por su ep Dragonfly y los singles Sidonie goes to London y Venusian dreams, el cual supuso un logrado adelanto de lo que hoy tenemos entre manos.

Sidonie son 12 temas, los 12 temas más elaborados y mejor construidos que los catalanes han publicado hasta la fecha, la experimentación y el sonido hindú han dejado de ser la referencia más clara, pasando a convertirse en pequeños guiños que flotan a lo largo de todo el álbum. Queremos decir con esto que la Rickenbaker cobra mucha más importancia y los teclados y las programaciones adornan una sólida instrumentación que descansa en uno de los juegos vocales más estimulantes de la música española.

En cierta ocasión Sidonie dijeron que ellos eran hijos de Screamadelica, y podemos afirmar que en este trabajo se nota ese toque, el rock vanguardista, las guitarras limpias pero inquietas, la puerta abierta a todo lo que pueda llegar y el descaro elevado a la máxima potencia.

El comienzo es contundente, Gene Clark, la que abre el disco es un tema construido para el directo, unos acordes inconfundibles y una batería que sube hasta las nubes son el arranque perfecto de lo que esta por llegar. Feellin’ down’ 01 es una actualización del tema que en su día publicaran en un recopilatorio del sello Bip bip. El siguiente tema nos muestra los Sidonie más cercanos a la pista de baile, programaciones y beats repetitivos y pegadizos que en cierto sentido recuerdan el Don’t fight it, feel it de Bobby Gillespie, Sidonie goes to moog

Los guiños hindúes a los que nos referíamos llegan sobre todo en Sidonie goes to Varanasi, el tema más orientalizado que Sidonie han creado hasta la fecha, repleto de sitares, tablas y todo tipo de instrumentos asiáticos… un viaje al centro de la psicodelia.

¿Qué si podemos destacar más cosas de este disco?, claro que sí, muchas más, por ejemplo, el precioso medio tiempo que es The sheltering sun, una de las mejores del disco. Con Groove stars in the nightime llega la distorsión, y con Through the daylight y In da sun, las que cierran el disco, vuelven la calma y el sosiego por territorios hasta ahora no explorado s por Sidonie.

Dejamos para el final los dos mejores temas, Sad in my cloud y Swedish girls,dos canciones que marcan la linea general de este disco, con unas armonías vocales envidiables, el recuerdo de la tradición americana, The Flying Burrito Brothers y un toque de space-pop… ya tenemos el elixir calentar las frias noches de invierno, por supuesto se llama Sidonie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien