Sinéad O´Connor – What about I be me (and you be you) (Popstock)

La irlandesa Sinéad O´Connor llevaba ya algunos años, demasiados, en los que el personaje (real o artificial, no importa) ensombrecía con una sombra triste y fea a la gran artista que debutó hace ahora 25 años con aquel notable The Lion and The Cobra (1987). Tras sus patéticas apariciones de los últimos meses, con profusa publicidad de sus depresiones, intentos de suicidio, carencias sexuales y matrimonios fallidos, su último álbum me provocaba tanta ilusión y ganas de escucharlo como lo haría un flamante nuevo lanzamiento de, digamos…Marujita Díaz. Prejuicios, lo llaman, y nadie está libre de ellos. Incluso intentando ser objetivo, sus discos de lo que va de siglo tampoco alimentaban demasiadas esperanzas de que su carrera no estuviese ya más que amortizada.

Quizás por eso, por las escasísimas expectativas que tenía puestas en él, este What about I be me (and you be you) me ha causado una impresión tan magnífica. Me tengo que comer todas mis palabras y pensamientos preconcebidos: estamos ante un álbum fenomenal, seguramente lo mejor que ha publicado Sinéad OConnor en 20 años. Su voz está en gran forma, y si muestra la huella del inevitable paso de los años es para aflorar más cálida, más real, más cercana. Con una composición más centrada en el pop que en anteriores discos, los temas suenan cristalinos y nada recargados, con melodías que en algunos casos rayan la perfección, oscilando entre el optimismo de “4th and vine”, el abatimiento de “Reason with me” y la naturalidad de “Very far from home” o “V.I.P.”. Es difícil no conmoverse ante canciones confesionales como algunas de las mencionadas, o ante la belleza de “Old lady”, una impecable pieza de pop que rezuma ternura y que ofrece el mejor trabajo vocal del álbum. Como siempre sus letras reflejan su tortuoso mundo interior, con especial énfasis en la religión y en las relaciones personales. Sin embargo aquí, a diferencia de otras veces, la irlandesa suena tan sincera que estremece. En ese sentido no podía estar más bien escogida “Queen of Denmark”, de John Grant, para apuntalar la parte final del disco y rematar al oyente excesivamente sensible.

Vale la pena abstraerse durante un rato de la imagen pública que nos ha dejado Sinéad O´Connor en estos últimos meses y darle una escucha a What about I be me (and you be you). Al fin y al cabo lo que nos interesa a la mayoría es la música, y aquí puedes encontrarla de una calidad que sobrecoge.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.