Sodastream – Nasti (Madrid)

Desde unas horas antes de que Sodastream tocaran el Jueves 15 en la Sala Nasti de Madrid se sabía que no iba a ser un concierto corriente. Las escuchas previas de “The Hill for company”, el segundo disco de estos australianos, prometían acústicas, chelos, pianos y trombones. Pero en directo, sólo una guitarra, un contrabajo y la voz de Karl Smith forman Sodastream.

El intenso frío de esa noche animaba a meterse pronto a local, lo que ocurrió entonces fue sorprendente: a la hora teórica de inicio no había un alma dentro. Media hora más tarde, cuando se iniciaban los acordes de “God in the corner stone” exactamente 35 personas (incluidas personal de la sala, periodistas e invitados) habían acudido a la cita con Sodastream.

Aún así, Karl (voz clon de la de Stuart Murdoch) y Pete (el contrabajista mezcla entre surfero australiano y Garth de “Wayne´s World”)- los dos miembros de la banda- estaban dispuestos a ofrecer todo lo que tienen dentro. Aludiendo a “lo intimista del ambiente” comenzaron un show entre intenso y calmado que hizo las delicias de un público que, pese a su escasez estuvo cálido y amable con el grupo. El crujido del contrabajo tardó en acomodarse en los oídos de la audiencia, pero cuando lo hizo se convirtió en la comidilla de las conversaciones a la salida. En cualquier caso, la calidad del sonido fue más que aceptable. Así, Sodastream fueron empalmando canciones de sus dos trabajos, emocionándose y gustando cada vez más. A destacar la preciosa “Fresh One”, “Another Trial” y “Mood in the bunker”.

Tras trece canciones (una canción por cada tres personas, bonita proporción) Sodastream se retiraron al minicamerino del Nasti, donde estuvieron firmando autógrafos y haciéndose fotos con el público. En definitiva, un grupo inusual en muchos aspectos, deudor de Neil Young, Mojave 3 o Belle and Sebastian a cuyas canciones sólo les faltan una cosa: estribillos. Buen concierto de una banda que todavía tiene que ofrecer sus mejores momentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.