The Fleshtones + Los Retrovisores + The Gold (16 Toneladas) Valencia

Las grandes noches en las que se combinan a las mil maravillas varias bandas de rock&roll en la ciudad de Valencia, son marca de la casa de la sala 16 Toneladas y esta puede ser un buen ejemplo de ello. Bajo el nombre de “Doin’ The Jerk Dance Party” la fiesta nos servía un menú protagonizado por los míticos The Fleshtones, los catalanes Los Retrovisores y desde Madrid el nuevo combo The Gold, sin olvidarnos tampoco del excelente DJ londinense Keb Derge.

Para abrir boca, Los Retrovisores llenaron el escenario de músicos y píldoras sixties. Entusiasmo y melodía, marca blanca de retrosonidos de diferentes escuelas tamizados en fino y una sección de viento que conducía la mayoría de sus canciones. Venían con su último single de cuatro canciones Desmelene en el Quinto bajo el brazo, pero los principales temas de su último larga duración, Sonido Joanic, fueron lo más aclamado – “Calamity Jane” o “Mentiras” son temas de un tirón innegable -. Contagiaron al público y le hicieron bailar, y eso es lo que se le debe pedir a una banda en una fiesta.

Las peripecias de The Fleshtones dan para varios libros, por lo que abundar en sus datos biográficos debería ser tan innecesario como aburrido, por lo que el que no conozca a esta mítica banda de New York, nacida al calor del CBGB y en constante gira mundial desde entonces, debería empezar a documentarse. Estos divertidísimos y míticos rockeros nos visitan cada muy poco; siempre tienen algo nuevo; ya sea disco, single o versión y son de los que siempre puedes decir sin miedo: “si no les has visto, ven a verles, nunca fallan”. Es cierto, nunca fallan -o no suelen hacerlo habitualmente -, pero la edad no perdona a nadie -tampoco a ellos- y los que les acostumbramos a ver cada vez que podemos, sabemos que a pesar de que siguen teniendo una magnífica actitud, jugando y empatizando con el público como siempre y tocando al nivel que nos tienen acostumbrados, la banda de Peter Zaremba y Keith Streng tiene a cada visita un poquito menos de ímpetu. No obstante, nadie puede echarles nada en cara viendo que dan todo lo que tienen y que cuentan con docenas de canciones tremendas como “Back to School”, “Remember the Ramones”, “American Beat” o “I Surrender” (magnífica versión de Bonnie St. Claire que se han sacado de la manga), por citar solamente algunos ejemplos de lo que les puedes escuchar cada concierto.

En previsión de una noche larga y después de los protagonistas de la velada, los terceros en subirse al escenario para mantener caldeado el ambiente, fueron The Gold. Esta banda, fundada por Kurt Baker y Marky Las Vegas, y que cuenta además con Oky Von Stoky y Mark O’Flaherty, reúne a una pandilla de rockeros de pro que aquí dan rienda suelta a su faceta más cruda y setentera a base de ritmo huracanado y melodías que enganchan como garfios. Fueron la transición perfecta para que el mítico DJ Keb Derge se pusiera a los platos y nos hiciera bailar hasta que se nos fundieron literalmente los fusibles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.