The Movement + Los Penúltimos – Gruta 77 (Madrid)

Abrían fuego los madrileños Los Penúltimos con su blues de corte, o eso me parecía a mí, ochentero y sus letras ocurrentes. Solo pude ver los últimos tres temas por cuestión de horarios, por lo que no puedo opinar demasiado al respecto. En otra ocasión será.

The Movement son un trío, liderado por el inquieto Lukas Sherfey, procedentes de Dinamarca. Alumnos aventajados de sus queridos The Jam, cuestión que no disimulan, y también de los Clash más combativos. Lograron darse a conocer fuera de su país y a girar por medio mundo, incluido Japón, después de editar su segundo y más exitoso disco, Revolutionary Sympathies.  En el 2007 deciden tomarse un descanso, quizás algo cansados de tanto girar y con un poco de miedo a que el éxito  conseguido en algunos sitios se les subiera a la cabeza.

El caso es que Lukas Sherfey decidió reunir de nuevo a la banda a finales del 2010 para regocijo de fans. “CLEAN LIVING UNDER DIFFICULT CIRCUMSTANCES” la máxima modernista de Peter Meaden (primer manager de The Who y agitador mod de los sesenta)  es en lo que piensa uno cuando ve aparecer al trío perfectamente enfundados en sus trajes. ¿Revolucionarios? Sí, pero elegantes.

Los primeros acordes de “Karl Marx” mezclados con unos samplers de un discurso de Fidel Castro, habéis leído bien, hacían ver que la noche se presentaba animada. Le seguirían “How Come” y “Revolutionary Sympathies”, en las se dejan entrever los nuevos aportes a la banda del recién estrenado bajista Chandu Chodavarapu que, aunque sigue la estela de su antecesor en cuanto al estilo y las líneas muy marcadas, imprime más velocidad y fuerza a las composiciones. El setlist se vio completado por temas de toda su discografía, ganando enteros con en algunos clásicos como: “No Regrets”, “LosingYou”, “Wasted Youth”, e intercalándolos con los temas de su nuevo E.P, Still Living The Dream, en los que, a mi juicio, a la banda no se la ve muy engrasada.  Menos mal que los mods más punks del mundo, tienen artillería pesada para rato y pudieron seguir atacando con clásicos del calibre de: “Control your Temper”, “A Little Rain” o “More Products”, con la que el pogo del nutrido y curioso grupo de fans, compuestos por mods de la “vieja guardia” y algunos punks, que habitaba el Gruta fue en aumento, al igual que las consignas humorísticas que cantaban algunos presentes; “Nosotros somos StalinMods, StalinMods, StalinMods…”

Fusiladores de estilos o mera copia de The Jam les han llegado a llamar, lo que ellos quieran. The Movement son solo tres tipos que, como ellos dicen, siguen viviendo su sueño. Si vas a verlos algún en directo algún día, prepárate para disfrutar con unos Mods de los de puño en alto que lo mismo te tocan un Ska que un tema de tintes souleros, como un trallazo punk onda 77.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.