The Godfathers – Moby Dick (Madrid)

The Godfathers deberían ser una leyenda por derecho propio en la historia del Rock & Roll, tuvieron en el éxito casi masivo (todo lo masivo que puede ser en el caso de una banda esta) pero prefirieron tirar por la calle oscura. Se separaron en el año 2001 con gira de despedida incluida, y siete años después volvían a girar en una serie de conciertos supuestamente únicos y conmemorativos de su celebrado Hit by Hit.  Los hermanos Coyne debieron pensar  que no se iban a poner a trabajar en una oficina a esas alturas y decidieron continuar con la banda hasta el final (según propias palabras de Peter), lo suyo es el Rock Cervecero, sin barriga y elegante a la par que rudo. Contradicciones y contrastes, así son The Godfathers.

Dentro de una extensa gira de doce fechas, tal y como se encargó de recordarnos Peter Coyne a los pocos minutos de comenzar su concierto madrileño; “Hay que estar auténticamente locos para embarcarse en una gira de doce días por España”, The Godfathers pisaban el pequeño escenario de la acogedora  sala Moby Dick. Esta vez con nuevo álbum, después de dieciocho años sin entrar en un estudio, titulado Jukebox Fury y que saldrá a la venta en marzo, aunque ya se encargaron de hacer valer algunos temas durante el set.

La parquedad de su puesta en escena y la ausencia total de tiempos muertos son parte de las señas de identidad de los británicos que, después de una intro algo accidentada (la grabación  siguió sonando durante unos segundos después de comenzar el primer tema) están tan seguros de su repertorio que decidieron prender la mecha a la noche madrileña con uno de sus hits; “Cause I Said So”.

 Veinte canciones comprimidas en su setlist y sin parar, mostrando así la urgencia inherente a la música que practican, que fueron desfilando con el buen sonido que suele caracterizar a la sala madrileña, entre las que no pudieron faltar: “She Gives Me Love”, “If I Only Had Time”, “Love is Dead”, “I Want Everything”, o “Can´t Leave Her Alone, mezcladas con algún tema nuevo que deja entrever puro estilo Godfather.

A pesar de lo breve y certero del setlist, hubo tiempo para todo, para que Peter Coyne nos hiciera saber que España es uno de sus sitios favoritos para “Rockear”, para acordarse de sus amigos los Ramones, tocando el tema “I Can´t Sleep Tonight”, incluido en lo que será su nuevo disco y que presumiblemente será uno de los singles, con el que The Godfathers rinden homenaje a la banda que les llevó de gira por toda Europa en 1987, e incluso hubo tiempo para que el siempre mal encarado frontman hiciera mención a la actual situación sociopolítica española.

No hay que negar que los actuales The Godfathers tienen sus limitaciones y no han vuelto a sonar en directo como lo hacían antaño con sus dos guitarristas originales (memorable aquel concierto en la sala Arena en el año 2008) y, aunque su actual guitarrista Del Bartle (guitarrista del primer grupo de los hermanos Coyne) muestra talento y oficio sobre el escenario, hay canciones que son inevitable recordarlas con dos guitarras, como la imprescindible “Birth, School, Work, Death” con la que dieron por finalizado su concierto, o la versión del tema de John Lennon “Cold Turkey, con la que finalizaron (esta vez de verdad) su concierto, después de los obligados bises. Con todo y con eso, The Godfathers siempre han sido y siguen siendo un valor seguro sobre un escenario.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.