The Wedding Present – Apolo 2 (Barcelona)

La noche se presentaba fría, los conciertos en domingo sufren de este peligro, sufren de morir congelados. Nos presentamos puntuales a nuestra cita. De inicio poca gente, poco ambiente, ocupando sin ningún problema las primeras filas. Es difícil arrancar un domingo pero si uno se lo propone todo es posible.

Hace poco mas de dos semanas nos visitaban A Place to Bury Strangers, bautizados como la banda más ruidosa de Manhattan. Los presentes en la [2], que cada vez éramos más, disfrutamos de un directo arrollador por parte de The Lions Constellation, 40 minutos de autentico espíritu shoegazing, continuando dignamente con el legado que nos dejaron bandas como Ride, Galaxie 500 y Spacemen 3, por citar algunas. Así que desde ya, bauticemos a The Lions Constellation como la banda más ruidosa de Vilanova i la Geltrú. A seguir de cerca.

Con una sala medio llena pero entregada entraban en escena The Wedding Present. Los ingleses juegan en otra liga, es la champions del Indie, se necesitan más de 20 años de experiencia para jugar en ella. La receta en directo es fácil, canción fugaz, estribillo pegadizo, melodía y ruido en las guitarras y energía a chorros. Todo esto capitaneado por el ya veterano David Gedge, hombre curtido en mil batallas. El de Leeds utiliza toda su artillería teatral para hablarnos, con ironía, del amor, de sus malos tragos, de las vueltas que da la vida…siempre sin perder el optimismo y sin miedo de mirar hacia atrás. Acompañado por una magnifica banda, Terry de Castro (bajo), Chris Mcconville (guitarra) y Graeme Ramsay (bateria).

The Wedding Present ofrecieron un concierto de poco más de 90 minutos, dando un soberbio repaso a su extensa carrera. Presentando algún tema de su ultimo trabajo El Rey, recordando a lo grande su irrepetible álbum de debut George Best, donde destacaron por encima de todas las demás “My favorite dress” y “Getting nowhere fast”. Vibrando con el recuerdo de Take fountain y su maravillosa “Interstate 5”, elevándonos con el majestuoso Seamonsters y hasta haciendo un guiño a Cinerama, proyecto que puso en marcha junto a su inseparable Sally Murrell en 1997.

Hay muchas formas de poner punto y final a una semana, esta es una de ellas y merece la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien