The Wooden Birds + Grand Archives – La 2 Apolo (Barcelona)

Doble cartel de lujo en el que se daban cita en un mismo concierto los nuevos proyectos de Andrew Kenny (ex American Analog Set) y de Mat Brooke (ex Band of Horses).

La nueva banda de Kenny, The Wooden Birds, venían a presentar su recién estrenado disco Magnolia, un disco que recoge el sonido hipnótico de AmAnSet y lo viste de folk, dando lugar a temas intimistas, hipnóticos y susurrantes.

Andrew Kenny es un tío agradable y así se comportó sobre el escenario: sin sobresaltos, sin sorpresas, muy simpático, correcto y hasta comedido. Y como siempre que se habla de un proyecto del tejano, cabe destacar la elegancia con que trata las canciones, en disco y encima del escenario, y (por supuesto) su estupenda voz.

Sobre el escenario, con una banda solvente, completada por Jody Suarez con las percusiones, los temas sonaron un poco más potentes que en disco, un poco menos ambientales, así que el concierto se hizo ameno y pasó volando. Sonaron casi todos los temas del disco, aunque “False alarm” y “Seven seventeen” estuvieron especialmente inspiradas con esos acompañamientos vocales de Leslie Sisson. Se despidieron tras unos 40 minutos de set, para reencontrarse con los que quisieron saludarlos en el stand de merchandising.

Y la sala ya mostraba muy buena entrada cuando Mat Brooke y sus Grand Archives aparecieron sobre el escenario y abrieron con “Miniature birds”, su armónica, su pinta de hippys bonachones y su batería con camiseta de Blind Guardian. A partir de ahí, los de Seattle presentaron temas de su disco Grand Archives intercalándolos con algunos del que será su nuevo trabajo, en un crescendo que empezó con los temas más suaves para ir dando paso poco a poco a sus canciones más potentes, con el mismo set que en Madrid y Zaragoza los días anteriores.

Bromearon cuanto quisieron, estuvieron divertidos e incluso les dio tiempo a que se les atragantase la versión de “Indoor fireworks” de Elvis Costello, que tuvieron que empezar dos veces e interrumpir a media canción. Nada que no pudiera solucionarse con sentido del humor, un público entregado y unos músicos con mucha soltura sobre el escenario.

Excelente despedida a la actuación con un bis en el que Brooke interpretó “Louis Riel” en solitario para que se le uniera después el resto de la banda y acabar a lo grande con “The crime window”.

Ovación de los que estábamos allí, y una que se fue con la sensación de haber disfrutado con dos propuestas tan sencillas y honestas como las que se presentaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien