Them Are Us Too – Amends (Dais)

Esta es la historia con un final trágico. Finales que cercenan de raíz todas las ilusiones y esperanzas de unos jóvenes prometedores. Cash Askew, mitad del grupo californiano Them Are Us Too, moría hace casi un par de años devorado por las llamas en un incendio ocurrido en unos almacenes en Oakland. Tenía 22 años. Su compañera de grupo, Kennedy Ashlyn, sobrevivió a tan luctuoso suceso, y anunció que ese era el fin de la banda. En una emocionada nota de prensa Ashlyn quería rendir tributo a su amigo, y la mejor forma de hacerlo era anunciando la publicación de temas inéditos que eran los que debían conformar el segundo largo de del joven dúo. Un hermosa oda a la muerte de un ser querido en forma de un alegórico “gracias” y “adiós”.

Amends (Dais, 2018) es difícil escucharlo y retener su incandescente belleza sin tener en mente todo lo acaecido (en este sentido me recuerda al Skeleton Tree de Nick Cave & The Bad Seeds, y como la sombra de la muerte es, casi, imposible desgajarse de las partituras ya que, de alguna manera, las redimendionan). Estamos ante un disco de belleza ajada, de preciosas melodías dream pop que rinden un emocionante recuerdo a Cocteau Twins en la frondosa “Angeline” (podría ir dedicada también a aquella “Evangeline” que acariciaba los sentidos en la obra maestra “Four-Calendar Café”), la catedralicia “Grey Water” se escora hacia los sonidos turgentes de los The Cure más introspectivos, los requiebros histéricos de “Floor” recuerdan a Siouxsie And The Banshees (Kennedy Ashlyn canta asomada al abismo y le va la vida), las texturas sintéticas y operísticas de “No One” saben cruzar a la perfección a los Pet Shop Boys del inicio y a Beach House, el arrebato nocturno de “Could Deepen” me emociona como lo hace Cindy Lee o Kate Bush, y cierran este disco excelente con “Amends”, otra filigrana de pop etéreo que deberíamos guardar en la memoria para siempre.

Escucha Them Are Us Too – Amends

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.