Una simpática anécdota del Mad Cool 2018

Justo cuando se cumple un mes del Mad Cool 2018, del que ya te dimos todos los detalles en Muzikalia en su momento, nuestro compañero Gonzalo F. Llanes de la revista theBeatcom nos cuenta una simpática anécdota sobre un momento que, tal vez, pasó inadvertido para la mayoría del público asistente al festival. Hemos querido compartirla con vosotros en este momento en el que ya vemos el fin de semana asomando por el horizonte y nos apetece leer contenidos divertidos y ligeros. Aquí tenéis

LA CONFUSIÓN QUE IMPIDIÓ AL PÚBLICO DEL MADCOOL SUMARSE A LA CRÍTICA DE TRUMP DE JACK JOHNSON

Son las 9 de la tarde del sábado 14 de julio, la tercera y última jornada del MadCool 2018. Hace un buen rato que Jack Johnson ha conectado con un público que sigue creciendo entorno al escenario “Madrid te abraza”. Esa buena vibra que caracteriza su música llena esos espacios que dejamos entre unos y otros, y el gorrón de turno aprovecha la atmósfera para pedir una calada o un cigarrillo.

Al terminar de cantar “Breakdown”, tema de su disco más reconocido In Between Dreams (2006), Jack da las gracias en su español de nivel 2 de Duolingo y suma puntos entre los allí presentes. Acto seguido vuelve al inglés y, con la banda aún tocando de fondo, anuncia a quién está dedicada la siguiente canción. No pronuncia su nombre; se limita a dejarnos entrever que es al presidente de EE.UU., quien está precisamente en Europa esos días con una apretada agenda de reuniones con los respectivos líderes de Reino Unido –donde le esperaban con una masiva protesta–, la OTAN y Rusia. Se produce un breve silencio mientras la banda espera una señal para empezar y, quizás también, una reacción por parte de la audiencia. Pocas cosas podrían unir más a un público que criticar a un hombre al que le basta abrir la boca o el twitter –ya no digamos impulsar leyes– para generar rechazo e incomprensión dentro y fuera de sus fronteras. Pero el público calla –ni rugidos, ni silbidos, ni muestras especiales de entusiasmo– quizás distraídos, quizás rescatando en sus mentes lo que han entendido de esas palabras con marcado acento americano o quizás esperando a que alguien reaccione primero, como quien no está seguro si debe aplaudir. Y la banda empieza a tocar “My Mind is for Sale”, single principal de su último disco All the Light Above it Too (2017).

El globo gigante del “Baby Trump” que instalaron los manifestantes en Londres como “bienvenida” para su reunión con Theresa May. ¿Os imagináis uno de estos botando entre el público del MadCool?

Mismo ritmo relajado y meloso con recuerdo a día de playa de su Hawaii natal, acompañado esta vez de xilófono. Ninguna frase estilo “We don’t need no education”, “Get Up Stand Up” o “F*ck the police comin’ straight from the underground” que nos ratifique que esto es reivindicativo. “¿Es esta una canción contra Trump?”: me pregunto incapaz de descifrar la letra in situ; una letra, por cierto, repleta de metáforas desde la primera línea y que no menciona las palabras Donald, Trump ni President. Google, atosigado por la aglomeración de personas, tampoco puede servirme de comodín. Desde mi sitio no oigo a nadie acompañar con la letra, se nota que no es un clásico. Por fin termina de sonar la canción, y tras los aplausos habituales, un incomprendido Jack dice: “but enough about politics” –suficiente política–.

Según Jack, este ha sido su vídeo más barato. Lo grabó con sus hijos con una app de animación. En él podéis ver la letra también.

Horas después pude confirmar que, efectivamente, “My Mind is For Sale” está dedicada a Mr. Fake News, pero también que, ante todo, es una crítica a la forma de hacer política hoy en día que tanto polariza a la sociedad. No se salva nadie: los medios de comunicación, las redes sociales, las personas dispuestas a escuchar y leer solo lo que ya creen, y por supuesto los políticos y sus campañas; todos tienen su parte de culpa según el cantante. Lo realmente admirable es que lo haga de forma tan elegante, sin recurrir al insulto, y con ese sonido tan agradable que invita a destensar y pensar a todo el que se tome el trabajo de entenderla.

I don’t care for your paranoid
“us against them” walls
I don’t care for your careless
“me first gimme gimme” appetite at all
No me importan tus paranoicos
muros de “nosotros contra ellos”
No me importa nada tu negligente apetito
“yo primero, dame dame”.
(en alusión a su eslogan: America First)

Estribillo de “My Mind is For Sale”

Si algún día lees esto Jack: podrías habernos dado alguna pista más. Venid más a menudo a España y veréis como mejora la comunicación. ¡Ah! Y gracias por usar la música para hacernos reflexionar.

Un comentario sobre “Una simpática anécdota del Mad Cool 2018

  • el 19 Agosto, 2018 a las 7:17 pm
    Permalink

    Interesante 🙂 Puto Trump

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.