VV.AA. – Pintxatu (Talka Records – A fuego negro)

No negaré que me sorprendió y me agradó de gran manera, cuando llego el libro-disco Pintxatu a mis manos,  y vi que uno de mis bares favoritos de la parte vieja donostiarra (A fuego negro) era el principal promotor de uno de esos artículos singulares y casi mágicos, que a todo amante de la música  (y cómo no, de la cocina) le gustaría tener entre su colección, no sé si de discos, o de libros de cocina (aunque en mi caso, amante de ambos movimientos, lo situaré como unión de ambas colecciones).

Y es que a fuego negro,  es uno de esos  garitos singulares de la parte vieja, de increíbles pintxos innovadores y contemporáneos, en el que  (como dice uno de sus cocineros y también DJ, Edorta Lamo) la música es el ingrediente final de cada una de sus recetas. Así que con el objetivo de plasmar esa realidad, y dando otro  paso más allá en la cocina emprendedora (pues ya tienen en su haber un comic de cocina), los chefs de este singular restaurante, se pusieron en contacto con el polifacético músico Fermín Muguruza,  quien seleccionaría los temas que compondrían el disco, con el fotógrafo Alex Iturralde, que plasmaría cada una de las obras maestras culinarias (y a fe que lo hizo, pues las fotos son más que sorprendentes) y con el ilustrador  David Navascués que se encargaría de dar formato al proyecto Pintxatu.

Una vez ya cocinado, y servido tranquilamente en la casa del cliente, el comensal se dará al poco de empezar el disco, (y mientras ojea el libro),  de que está ante una sabrosa, original y magnífica fusión de música negra, con recetas de inimaginables pintxos (quizá algo complicados para los meros aficionados), envuelta en una cuidadísima edición de tapas duras, con 100 páginas a todo color, y cargadas de excepcionales fotografías y diseños. Una obra, que como dice el propio editorial del libro, cumple de manera excepcional, con el objetivo de reflejar las distintas acepciones de la palabra Pintxatu (”pinchada en castellano”), mezclando la comida a base de pinchos, con una pinchada sobre platos de discos, así como “pinchar” un poco al personal tanto en el sentido de estimular o animar, como de provocar, o incitar.

Cuatro objetivos, que se consiguen de manera más que exitosa a través de 19 canciones acompañadas de sus pintxos con receta asociados, y que si en el plato van desde “sangre crujiente”, a “txikle de tomate” pasando por “txeese spoonful”, “txupito – cubito” o “koktela” (de bitter, puerro & lemon). En su apartado musical también recorre todo el apartado de la música negra o mestiza pasando por estilos como el ska, funk, soul reggae, blues, o incluso rap, de la mano de canciones en su mayoría inéditas, interpretadas todas ellas por artistas distintos, tan variados e interraciales como el propio Fermín Muguruza, Zion Train, Kamikaze, Rob Smith o Safaa Arapiyat entre los que destacan temas como “love revolutionary”, “un poco de sal”, “next dimension”, la escalofriante letra del rap “cuenta” de Kamikaze, o la potente y rockera versión de “dont worry, be happy” a cargo de Etienne Larsen.

La verdad que más allá de lo mucho o poco que se pueda simpatizar con estos tipos de música, el disco-libro Pintxatu, es una auténtica joyita para tener en la discoteca de cualquier amante de las rarezas musicales, y una auténtica declaración de intenciones o una muestra de amor por la música (y la cultura), tanto por parte de los responsables de a fuego negro, como de todos los que amamos tanto la buena música, como el buen comer. Sin duda que una iniciativa arriesgada, innovadora, y de la que ojalá se haga eco mucha gente, tanto por la calidad de ésta, como para incentivar a nuevos proyectos tan singulares como este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.