VV.AA. – Un soplo en el corazón -homenaje a Family- (Elefant Records / Sinedin)

“Un cariñoso y sincero homenaje” eso es lo que reza en la portada interior del disco que se edita con el número 213 de la revista Rockdelux, y en el que 14 grupos -más o menos afines- reinterpretan las canciones de Un soplo en el corazón, el paradigmático álbum del duo donostiarra Family. Esa al menos es la teoría, pero ¿la realidad?; no os imaginais lo que nos entristece oir estas versiones, en su mayor parte chabacanas, desorientadas y a todas luces improvisadas. Probablemente el resultado hubiese sido mucho más satisfactorio si el sello Elefant hubiese editado el disco independientemente, y no apoyándose en la estrategia de marketing rockdeluxiana

Y es que pocos son los que pasan por el aro de la versión con la cabeza bien alta, respetando el original y logrando transmitir su personalidad, Kamamuri; Ana D haciendo gala de un minimalismo y una sensibilidad exquisitos, Apenino, por el camino de la sencillez, Fangoria, con Alaska dando lecciones de clase y elegancia y enseñando a cantar a todos los indies y Niza haciendo completamente suya la mejor canción de Family, “Dame estrellas o limones”.

Pasan la prueba con un aprobado justito y la dignidad intacta Chucho por saber adaptarse a un registro poco habitual (guiño a Aramburu incluido), Nosoträsh, como siempre correctas, La monja enana, por una vez haciendo algo “serio” y Los Planetas, que reinterpretan a su modo “El mapa”.

El mimetismo absoluto se apodera de La Buena Vida, Parade (este caso es sonrojante), Ama y Corazón, y lo de La casa azul y Astrud no tiene nombre, es como si hubiesen profanado algo tan puro sin el más mínimo respeto. El mundo de de gelatina azucarada de La casa azul no es precisamente el que pintaron Family en una de sus mejores postales, “Viaje a los sueños polares”. Y la interpretación a capella y en directo de Astrud de “El bello verano”, lejos de poner el toque kitch y punk pretendido suena (bastante mal, por cierto) burda e improvisada; con lo exquisita que les podría quedar habiéndola grabado en un estudio y con ganas, sólo con la voz de Manolo y las palmas de Genís. Nos costará recuperarnos de esto.

A estas alturas seguimos preguntandonos dónde estará la toma que en su día Ursula grabaron de “Martín se ha ido para siempre”, que ganaría por goleada a cualquiera de estas, poniendo un cierre enigmático y elegante a un tributo que no creemos que realmente llegue a serlo. Si Family levantaran la cabeza…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien