White Zombie: 25 Aniversario de Astro-Creep: 2000

Todo el mundo debería saber que sin White Zombie no habría habido Rob Zombie. Es evidente y hasta él mismo lo sabe, pues en sus conciertos solistas siempre caen algunos hits de su extinta banda. No se trata de quitarle méritos, es un muy buen director de cine -impresionante The lords of Salem (2012)- y tiene discos solistas muy potentes, pero recordar en su veinticinco aniversario la grandeza de Astro-Creep: 2000, cuarto y último disco de White Zombie, es necesario. Quizá haya por ahí alguien que nunca lo escuchó y ahora se decida. La verdad es que sigue siendo un trabajo muy especial, a medio camino entre el shock rock, el industrial y el groove. O poniendo nombres propios, una mezcla de Alice Cooper, Kiss, Ministry y Pantera. Dicho así, sigue sorprendiendo que los cuatro miembros del grupo fueran capaces de aglutinar esas referencias sin que se les cayera el collage, pero no solo lo mantenían bien pegado, es que quedaba de puta madre. ¿Qué significa Astro-Creep: 2000 hoy? En realidad lo mismo que en 1995, es un disco de escapismo puro, de inmersión en el mundo de serie B y ciencia ficción de Rob Zombie, un mundo divertidísimo sin pies ni cabeza.

 

No lo escuches si buscas intimismo o experiencias místicas, esto va de pasarlo bien, de mover el culo, de agitarse. Pero con categoría, no hay que olvidar que este es el trabajo que hizo estrellas a White Zombie, el que contenía el súper single “More human than human” y que muy probablemente has escuchado en más de una ocasión. Astro-Creep: 2000 fue una obra magna a la que siguió una gira y la posterior separación en malos términos. Lo cierto es que lo habrían tenido muy difícil para haber superado lo que consiguieron aquí, así que les quiten lo bailado. Tenían las canciones, el sonido y un artwork simplemente alucinante con dibujos de Rob Zombie que añadían mucho valor al producto.

 

La cosa es que White Zombie solo grabaron dos discos notables, entraron en racha con La sexorcisto: Devil music volume one (1992) y culminaron con el que nos ocupa, siendo impresionante el salto de calidad e inspiración de uno a otro. Era como si entre ambos hubiera pasado más tiempo que los tres años que en realidad los separaban, pero eso salto cualitativo se puede explicar. Para La sexorcisto contaron con el respaldo de una discográfica tan sólida como Geffen y el sencillo “Thunder kiss ‘65” funcionó muy bien, por lo que llegaron a Astro-Creep: 2000 alegres y envalentonados. Así se explican sus once irreprochables canciones. Es muy tópico decir que “un disco es un viaje”, “que no hay que perder detalle”, tal y cual.

 

Y es cierto que Astro-Creep: 2000 es un viaje alucinante, histérico y surrealista, pero no es exigente, muy al contrario, él mismo se encarga de reclamar tu atención, se postra ante ti sin pretensiones intelectuales, aunque sonoramente sí era muy ambicioso. El productor Terry Date no era un novato, supo capturar la personalidad de la banda en conjunto, manteniendo la instrumentación de cuarteto de rock para zurcirles encima sonidos sintéticos y carga industrial (de hecho, contaron con la pericia de Charlie Clouser de Nine Inch Nails). Sobre esa base, Rob Zombie trabajaba su visión carnavalesca y permitía fluir su amor por el cine de terror y serie B, además de los comics books.

1995 fue un año en el que el nu-metal aún estaba dando sus primeros pasos, la corriente dominante aún contaba con muchos nombres del pop punk y rock alternativo, por lo que Astro-Creep: 2000 llegó en una época en la que Green Day, Smashing Pumpkins y Nine Inch Nails seguían pegando muy fuerte. El público lo acogió con los brazos abiertos y empezó a ser muy normal ver fotografías de Rob Zombie (estéticamente en la línea Al Jourguesen y Zodiac Mindwarp) en la prensa musical, así como de la bajista Sean Yseult, que se volvió casi tan icónica como Rob. Las crónicas hablaban de una banda que era pura dinamita en directo pero White Zombie decidieron centrarse mucha más en EEUU que otros territorios. Fue una pena que no quedara testimonio oficial de tan espectacular gira. A lo mejor un disco en directo no habría sido adecuado pero un vídeo oficial habría estado muy bien. Sin embargo, lo último que editarían sería un disco de remezclas que, aunque estaba bien (las había buenas), no era el final que merecían.

2 comentarios sobre “White Zombie: 25 Aniversario de Astro-Creep: 2000

  • el 10 Abril, 2020 a las 3:37 pm
    Permalink

    Disco único que nadó entre las mareas marylimansonianas, ministryanas y todo con ese toque de serie-B que solo él podía darle.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.