Yo La Tengo – Fade (Matador Records/Everlasting)

Yo La Tengo llevan más de veinticinco años sumidos en su particular universo sonoro. Se trata éste de un mundo fantástico, siempre asombroso y dotado de personalidad propia, en el que una compleja entrada señala el camino hacia la acogida amable y perpetua. Un acceso compartido cada cierto tiempo con seguidores ciertamente fieles cuando se trata de admirar los peculiares recovecos artísticos designados por una creatividad libertaria prensada en forma de álbum.

Cuatro años después del ecléctico Popular Songs (2009) llega el turno de Fade (2013), entrega con la que los norteamericanos vuelven a convencer partiendo desde su personal amalgama de pinceladas trazadas a lo largo de una decena de cortes. Los difusos límites estilísticos tradicionalmente burlados con solvencia por el trío reaparecen también en el presente trabajo, si bien en esta ocasión mantienen cierto sosiego introspectivo y homogeneizador en su trascurrir.

Facetas extendidas con descarada naturalidad desde el espléndido trío inicial formado por la envolvente “Ohm”, la pegadiza “Is That Enough” y la perspicaz “Well You Better”, en un nivel mantenido con “Paddle Forward” -dotada con el inconfundible sello labrado en los 90-, el sencillo “Stupid Things”, la minimalista “Two Trains” o la delicadeza de “Cornelius” puesta en boca de la percusionista Georgia Hubley, que también protagoniza la refinada “Before We Run” finalizando la entrega.

Ira Kaplan, James McNew y la propia Georgia Hubley reaparecen ininterrumpidamente elegantes y persuasivos, con una mixtura de preciosos arreglos envolviendo con sentido y sensibilidad las de por sí cuidadas composiciones imaginadas para la ocasión. Una ocasión que, como suele ocurrir con la banda de New Jersey, invita a regresar a ella una y otra vez al resultar reiteradamente especial y emocionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.