Ezra Furman – Transangelic Exodus (Bella Union/[PIAS])

Ezra Furman ha venido demostrando un perfil altamente peculiar desde el comienzo de su carrera, mientras que por el camino probaba su talento a través de discos como Inside The Human Body (2008), Mysterious Power (2011) -ambos firmados junto a The Harpoons-, o el más reciente Perpetual Motion People (2015). Pero parece que es ahora, con su nueva entrega y acompañado de The Visions, cuando el norteamericano termina de aprovechar un definitivo y ya imparable desborde inspirativo, desarrollado con trascendencia, enorme solvencia y en diferentes direcciones.

La circunstancia se traduce en un álbum ambicioso en objetivos y efectivo en resultados. Transangelic Exodus (2018) muestra diferentes caras de ese indie pop-rock con numerosos arrebatos (de glam, folk o incluso punk) que tan bien trabaja el artista, manejando tiempos y múltiples maneras de llegar al receptor. Y lo hace mientras la referencia avanza a través de sus trece capítulos, esos que conforman una anómala historia de amor cargada de metáforas. El consiguiente aspecto narrativo de la entrega muestra, también, la faceta más personal del músico: aquí hay más rabia, más instinto y seguramente también más honestidad que en anteriores lanzamientos. Sucede desde el inevitable golpe de efecto que supone la inicial “Suck The Blood From My Wound”, generando una intensidad que se mantiene intacta en “Driving Down to L.A.” justo antes de dar paso a la delicadeza emocionante de “God Lifts Up The Lowly”. Esa cara introspectiva vuelve a aparecer en piezas como “Compulsive Liar” o “From A Beach House”, en alternancia con contundencias del tipo de “No Place”, “Love You So Bad” o “I Lost My Inocence”.

Un trabajo que va calando con cautela pero brutal firmeza, hasta lograr un asentamiento definitivo en el oyente. Transangelic Exodus (2018) es hermoso pero también arrasador, consecuencia de un autor que experimenta con sensaciones y sentimientos. Y también es, sin lugar a dudas, el momento álgido de Ezra Furman. Un hito logrado manteniéndose fiel a sí mismo, sin ceder un ápice de su histrionismo (a veces amable y a veces inquietante), y confiando en unas maneras que ahora le otorgan uno de esos triunfos difíciles de olvidar.

Escucha: Ezra Furman – Transangelic Exodus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.