Fernando Alfaro y Los Alienistas – Carnevisión (Los Enanos Gigantes)

Muchos piensan que Hermanos Carnales (91) fue la obra cumbre de Fernando Alfaro y no seremos nosotros quienes lo discutan. Lo disfrutamos en su momento y a pesar de que no ha envejecido lo suficientemente bien por contar con una producción bastante deficiente, sigue siendo el disco más memorable de Surfin’ Bichos. Sin embargo, otros creemos que una década más tarde con Los Diarios Del Petróleo (2001) las canciones del albaceteño (en este caso bajo el nombre de Chucho) llegaron aún más lejos y se convirtieron por derecho propio en una obra imperecedera del pop español. Cuatro fragmentos con más de veinte canciones que destilaban amor, luminosidad, rabia, energía, arreglos preciosistas y letras memorables.

Seis años más tarde y tras la desintegración de Chucho y la gira de despedida de Surfin’ Bichos del pasado año, volvemos a encontrarnos al mismo perro con distinto collar; ahora acompañado por los Alienistas que incluyen al bajista José Manuel Mora (ex compañero en los Surfin y ex Mercromina), la guitarra de Carlos Flan, la batería de Rosi Herreros, los teclados de Emilio Abengoza (también en Chucho) y los coros de la inseparable Isabel León. Juntos han dado forma a un debut directo y deslumbrante, que dejando a un lado la oscuridad y crudeza de Koniec (2004) retoma los arreglos orquestales y las piezas instantáneas de algunas de sus grabaciones pasadas.

Con Carnevisión, volvemos a encontrarnos con la cara más reconocible de Alfaro. Cualquier fan de su particular universo no tardará en caer rendido ante la contundencia de canciones como “Los Cuatro Vientos” o “La muerte tostada por el sol”. Bailará con las pegadizas “Ulala que fácil es” o “La hora de los verdugos”, vibrará como antaño con las gloriosas “Problemas de Sueño”, “Con las manos en la sangre” o “Silverio, tenor de la comarca” y terminará saciado, pero con ganas de más, tras llegar a la evocadora “Derringer derrengado” que lo cierra.

Bienvenido de nuevo, maestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.