The Afghan Whigs (Teatro Barceló) Madrid 22/10/22

Ed Harcourt salió solo al escenario para enfrentarse a la tarea de ejercer de telonero para Greg Dulli y los suyos, interpretando varios temas al teclado y a la guitarra en una propuesta intimista y rock al mismo tiempo, lo que le puede hacer conectar con gente del tipo Tom Waits o Nick Cave, nombres que le vienen a uno a la cabeza al ver las evoluciones del británico en directo. Sabedor de su papel, estuvo bien, correcto, incluso un par de fallos no hicieron sino hacerlo más cercano al público, que le arropó con sonoros aplausos cuando estos se produjeron; en “Loup Garou” se le fue un poco la letra y tuvo que empezar de nuevo y en “Last of Your Kind”, que empezó con la guitarra y acabó al teclado, donde se le veía más cómodo y controlando más la situación. Los mejores momentos fueron en la mencionada “Last of Your Kind” y “Seraphina”, adelanto de lo que será su próximo álbum de estudio.

No se hicieron esperar mucho Afghan Whigs para salir a escena y empezar con “Jyja”, de su flamante último trabajo, How Do You Burn? (Royal Cream, 2022), aspirante claro a uno de los discos del año. Es este un trabajo capaz de mirar a la cara y aguantar la mirada a esas dos barbaridades que son Gentlemen (Elektra Records, 1993) y Black Love (Elektra Records/Sub Pop, 1996), lo que no es en absoluto poca cosa. Tras saludar al público, siguieron con la contundente “I’ll make You See God”, uno de los temas más abrasivos y rápidos de su último álbum y acaso de toda su ya larga carrera, mostrando que son una banda muy cohesionada con un sonido muy rodado.

También su disco In Spades (Sub Pop, 2017) tuvo su representación, con la tríada “Light as a Feather”, “Oriole” y “Toy Automatic”, pero la verdadera locura la desataron, previsiblemente, con las canciones del que tal vez sea su mejor y más representativo álbum, el fantástico Gentlemen; tocaron la canción que da título a ese dico, “What Jail is Like” y, con una intro del “Who Do You Love?” de Bo Diddley (que nos hizo recordar tb a los Jesus and Mary Chain), “Fountain and Fairfax”.

Fueron cayendo temas entre los que destacaron su enérgica versión de “Heaven on Their Minds”, del clásico musical Jesus Christ Superstar, mezlada con otro pelotazo infalible, “Somethin’ Hot”, de su álbum 1965 (Columbia Records, 1998).

Ya con la sala en el bolsillo, un muy comunicativo Greg Dulli y compañía enfilaron la parte final del concierto, cuyos momentos álgidos fueron el nuevo single “A Line of Shots” y la tremenda “My Enemy”. A veces parece mentira que la voz dura y rasposa de Dulli no se quiebre del todo en alguna canción, parece siempre al límite de romperse las cuerdas vocales.

Para el final, nos dejó una preciosa interpretación de “There’s a Light that Never Goes Out”, de The Smiths, cosas que solo hacen más grande a Dulli a mis ojos. Un concierto modélico, y una muestra de que hay grupos de los 90 en una forma envidiable.

Foto: Instagram de la banda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien