Angelou + Ainara LeGardon – Sala Moby Dick (Madrid)

Angelou es un grupo inglés formado por cuatro mujeres y liderado por Holly Lerski (compositora, voz y guitarra) y Jo Baker (principal complemento armónico de la voz de Holly, guitarra y mandolina). Después de una trayectoria de cuatro años como grupo y dos álbumes editados -“Automiracles” y “While you were sleeping”-, Angelou se presentaban por primera vez en España en una gira que les llevaría a seis ciudades de nuestro país, para promocionar su reciente “Midnight Witcheries” (El Diablo Discos, 2000), edición española de su segundo disco con algún tema extra.


El concierto de la noche del 13 de febrero de 2001 será recordado por Angelou por tres motivos fundamentales: aquel día la artista invitada fue Ainara LeGardon, cantante de Onion, que presentaba por primera vez un avance de su proyecto en solitario, acompañada a la percusión por Carlos Torero; tuvieron la fortuna de tocar en “Moby Dick”, posiblemente la sala de Madrid con mejores condiciones acústicas y con el técnico más competente; tercera y última, se encontraron con un público muy receptivo (su público) y un buen número de voceras maleducados (invitados, ¿por quién?) que se dedicaron a fastidiarle el concierto a la audiencia y al propio grupo.


Angelou ofrecieron un show completo, variado y por momentos emocionante. El comienzo del repertorio nos permitió escuchar el single, “This is not a love song” (nada que ver con la canción homónima de Johnny Rotten), “Glittering creatures” y “Summer homecoming”. En esta última resultaba difícil no acordarse de los Sundays y de su “Reading, writing…”; y no es por la voz de Holly, sino por las cadencias de esa base rítmica tan sutil y suave y por la guitarra de Jo Baker, inspirada consciente o inconscientemente por el gran Johnny Marr.


Tras un comienzo más que correcto pero algo frío, Holly y Jo tomaron las riendas del concierto y dejaron que su cara más lírica y acústica fluyera por la sala. Muchos lo disfrutamos… Otros, como ya queda dicho, no han sido agraciados con oídos, sino con dos pedazos de carne que adornan los márgenes derecho e izquierdo de sus cabezas. “Bitter honey” y “Honeysuckle again” -con la mandolina como estrella- fueron lo más destacado de esta parte del concierto.

Llegado este punto, ellas parecían felices en el escenario y no estaban muy dispuestas a finalizar el concierto. La propicia “Let´s go home” cerró el cuerpo y, sin bajarse siquiera del escenario, iniciaron los bises. Otra vez en dúo, Jo y Holly abordaron el “Hallelujah” (la pieza que cierra “Midnight Witcheries”), original de Leonard Cohen e inmortalizada por John Cale y Jeff Buckley, entre otros. Holly recordó a su amigo Buckley y lo reconoció como una de sus principales fuentes de inspiración. El resultado fue emocionante.


Y llegó el final, de nuevo en formato cuarteto, con la repetición de “Summer homecoming”, esta vez con más energía y ganas que al comienzo del repertorio.

Sin duda fue una noche mágica y especial, porque además de disfrutar con Angelou pudimos descubrir las composiciones de Ainara LeGardon para su recién nacido proyecto en solitario. Tan sólo cinco temas que se hicieron muy, muy cortos; una selección óptima de canciones que hace pensar en un futuro disco realmente único. La percusión de Carlos Torero complementó con enorme musicalidad y ritmos creativos la guitarra y la voz de Ainara que, como siempre, estuvieron a gran altura. Y ésto es sólo el principio…

(Las fotos pertenecen al concierto de Angelou en Barcelona)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.