Asobi Seksu – Hush (One Little Indian)

Hush (One Little Indian, 2009) es el tercer largo de esta formación afincada en Nueva York con denominación japonesa. Tras ese curioso nombre que puede traducirse como “sexo casual”, se esconde la parte estable del proyecto formada por Yuki Chikudate y James Hanna, dupla acompañada en esta ocasión por Larry Gorman a la batería y Billy Pavone al bajo.

La banda debutó con el valioso Asobi Seksu (One Little Indian, 04), logrando el reconocimiento de la prensa especializada con su excelente continuación, Citrus (Friendly Fire, 06). El grupo posee un valioso distintivo en la sedosa y turbadora voz de la asiática Yuki Chikudate, dotando las canciones de un punto exótico que, inevitablemente tras los dos trabajos anteriores, pierde parte del efecto sorpresa, pero continúa resultando igual de misteriosa.

La banda siempre ha cuidado con mimo el trabajo artístico de sus entregas, y opta en esta ocasión por un blanco inmaculado, casi angelical, para acompañar la evocadora gira atmosférica de su interior. Los doce temas aquí prensados, siguen de nuevo los pasos de de Lush, Mazzy Star o My Bloody Valentine, y sitúan definitivamente al combo –con permiso de Blonde Redhead– como los alumnos aventajados de Cocteau Twins.

“Layers” es la deliciosa calma que precede a la tormenta, mientras que “Familiar Light” (preciosa la cubierta del sencillo) es el éxito más evidente del compacto, tal y como en su día lo fueron “Walk on the Moon” y “Thursday”. Las gruesas texturas de “Sing Tomorrow´s Praise” recrean ambientes de asfixiante dulzura, y mientras que la brumosidad desaparece relativamente con “Sunshower”, en “In the Sky” encontramos una clara muestra de la influencia de Elizabeth Fraser y Rubin Guthrie. Llegados a este punto, el elepé aprieta tanto que por momentos ahoga, sensación disipada en el tramo final gracias a la épica de “I Can´t See”, el animoso single “Me & Mary” y esa especie de nana ambiental que invita a soñar despierto titulada “Blind Little Rain”.

El verdadero mérito de este álbum radica en la posibilidad ilimitada de indagar en nuevos matices, alcanzando diferentes experiencias con cada nueva escucha. Los sugestivos pasajes que brotan sin cesar entre capas de sonido, demuestran que Asobi Seksu es un inspirado y fiable exponente actual de ese sonido situado a medio camino entre el dreampop y el shoegazer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.