Astrud + Mano De Santo – Sala La Nasa (Santiago de Compostela)

Noche fría en Compostela, pero acabaría teniendo un calorcillo especial gracias a estos barceloneses de residencia. Y es que no hay que olvidar los orígenes de Manolo

La Sala Nasa me sorprendió, y muy gratamente. El sonido fue perfecto, el escenario es grande y con una altura propia de eventos multitudinarios y con buenas puestas de escena (y es que debemos recordar que en esta sala se representan obras de teatro), el recinto tiene una gran capacidad,… lo tiene todo para que un concierto pueda salir bien. Y éste, de verdad, que así lo hizo.

Comenzaban el recital de electro – pop los salmantinos Mano De Santo. Inma y Fran se presentaban con un tercer teclista, lo que hacía que la música fuera más electro si cabe. La música era entretenida, pero la voz… Quizás ese intento de gritar más para que se escuche bien no sea la manera. Para eso cumple su función el micrófono.

Después de presentar su Lp, editado en Austrohúngaro, El Folklore De Cada Uno, dejaban paso a los cabezas de cartel de la noche y verdaderos protagonistas.

Astrud también sorprendieron con un tercer acompañante, aunque no tanto a los que ya los hemos visto durante el año pasado. Y es que Eduard se está convirtiendo en el tercer Astrud en directo, y bajista de la banda. Pero el que siempre me fascina es Genís. Es un verdadero showman, y todos los conciertos se convierten en un espectáculo donde la estrella principal es el delgado de nuestro amigo.
En esta ocasión se presentó con una camisa de estilo moro y con un turbante. ¿Alguna carga política en esta vestimenta?

Ya el recital tuvo tiempo para todo, desde recordar sus éxitos más antiguos, los que sólo circulan por Internet (“Algo Cambió”, donde el propio Genís llegó a decir que “si queréis encontrarlo navegad por la red”), los de su segundo Lp Gran Fuerza, o bien la versión de The Smiths que se está convirtiendo en todo un clásico de sus conciertos, “Stop Me If You Think You´ve Heard This One Before”.

Uno de los mejores conciertos que les he visto. Si fueran toreros, saldrían por la puerta grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.