Beastie Boys – To the 5 boroughs (Capitol)

Esto es lo que yo llamo respeto hacia la tradición. Cuando Beastie Boys reconstruyen la canción “Double Trouble At The Ampitheatre” (de la BSO de la película Wild Style) y la fusionan con un sample mínimo procedente del “Rappers Delight” de Sugarhill Gang, para fabricar el tema “Triple Trouble”, hacen historia. Y esto es lo que le falta al rap actual: hacer historia, algo que quede por años y años.

Vuelven los Beastie Boys, en activo desde 1979. Hip hop y hardcore es su receta. El sentido del humor su referente. Y la conscious party, su meta. Recetas, referentes, metas… ¿tan difícil es conseguir esto, en el paraíso del dinero? To The 5 Boroughs, homenaje a las cinco áreas administrativas de la maltrecha ciudad de Nueva York, así lo pone de relieve: es difícil.

Pero los Beasties insisten, y van ya dos generaciones, camino de tres, que disfrutan con ellos, y su sentido ético de la vida y de la música. MCA, con una voz más ajada que nunca, Mike D, Ad Rock siguen turnándose los micros para que nosotros les volvamos a escuchar con atención. Carga ideológica implícita para unas voces explícitas, cargadas de vivencias. Como todos sus discos, este es un álbum que mejorará con los años. Ahora quizás sabe a poco, pero lo compras, porque compartes su lucha. Más oscuro y menos festivo que de costumbre, To The 5 Boroughs es –se supone- una de las pocas contribuciones del mundo de la música para intentar derrocar del poder a George Bush. Harán ruido y serán criminalizados –siempre lo han sido-, pero resistirán. Ahora más que nunca, y a ritmo de las enseñanzas electro (sobretodo las de los nunca bien valorados Plaid), del beatbox directo y de alguna que otra guitarra sampleada marca de la casa. Una vez más, Nueva York hace un llamamiento a la unidad moral del mundo frente a todo maniqueísmo. Y los Beastie Boys, a la cabeza del movimiento, haciéndonos, de paso, mover la cabeza. De puro contento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.