Beulah – The Coast Is Never Clear (Shifty Disco)

The Coast is Never Clear es una de las más gratas sorpresas musicales que me he llevado en los últimos meses. Los norteamericanos Beulah firman un disco (el tercero en su trayectoria) adorable, con una riqueza instrumental increíble -guitarras, banjo, violín, arpa, órgano, piano, trompetas, pedal steel guitar, acordeón, flauta….miren la lista de créditos- y una formación (hasta diez personas participan en alguno de los temas), que parece más un equipo de fútbol que un grupo musical.

El disco se abre con “Hello Resolven”, una pequeña muestra, a modo de intro, de parte de lo que podemos encontrar: piano, programación y vibrantes teclados, acompañado por una letra sencilla y un vocalista agradable. Los fans han visto recompensados, con creces, los dos años de espera, tras su último trabajo.

“A Good Man is Easy to Kill” destaca por una guitarra cruda en los compases iniciales, seguida de armonías vocales y una sucesión de líneas de cuerda, trompeta, flauta, arpa, violín y órgano. “What Will You Do When Your Suntan Fades?” te traslada a un ambiente relajado: una hamaca en la playa, el sol, una buena copa… sensación que reaparece en “Burned By the Sun” . Si necesitas unas vacaciones y no te las dan, cierra los ojos y escucha estas dos melodías. ¡Qué portada más acertada!

Así, llegamos sin enterarnos a “Gene Autry”, que demuestra que las campanas tubulares no son exclusivas de Mike Oldfield. Pero nada es comparable con las trompetas arrebatadoras de “Silver Lining” y con “Popular Mechanics for Lovers”, algo más sosegada que la anterior, donde el banjo y la pedal steel guitar adquieren su momento de mayor protagonismo. Ambas definen perfectamente el sonido de la banda.

Cuando el asombro ya se convierte en costumbre, “Hey Brother” lleva el R&B al terreno familiar de Beulah, con coros, trompetas y ecos a lo Beach Boys de fondo. Ya en la recta final, resaltan los cambios melódicos y el estribillo enérgico de “Cruel Minor Change”, mientras que el broche lo pone “Night Is The Day Turned Inside Out”, una melodía preciosa que te incita a poner de nuevo el cd.

Un disco de pop atemporal, con un estilo personal, unas melodías y unas letras más bien sencillas, pero ejecutadas con maestría, y revestidas de una gran riqueza instrumental. No te puedo prometer lo de “si no queda usted contento, le devolvemos su dinero”… pero no hará falta. Te encantará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.