Blue Monday (New Order), de nuevo de actualidad

Gillian Gilbert, de New Order, ensayaba un nuevo tema y, de buenas a primeras, perdió el ritmo. Entonces, Stephen Morris, que estaba al bombo, siguió a lo suyo y lo que iba a ser un tema diferente tornó en una de las melodías más reconocidas de la historia de la música.

Hablo, claro está, de Blue Monday; un tema pegadizo que, en estos últimos estertores de la década, vuelve a ponerse de moda. Salió al mercado en 1983 bajo el sello independiente Factory y en pocos meses, alcanzó el título del disco de 12 pulgadas más vendido de la historia catapultando a New Order como la banda de rock alternativo número 1 de las listas de éxitos en UK y EEUU. Se dice que sin ellos los rockeros seguirían escuchando rock.

Un grupo formado por Bernard Sumner, Peter Hook, Stephen Morris y Gillian Gilbert. Todos ellos excepto Gilbert venían de Joy Division, pero cuando Ian Curtis, vocalista, se suicidó en los albores del éxito, quedaron al desamparo. De su sonido del post-punk trajeron el synth-pop y la new wave. Y mira por donde ese “lunes triste” de sus vidas, –Curtis se suicidó un domingo- los llevó a lo más alto, aunque no vieron un duro por aquello. Pero eso es otra historia

Y ya se sabe, cuando algo gusta lo copian y homenajean hasta la extenuación; versiones, samplers, remixes, tributos baratos a punta pala. Ya han pasado más de treinta años desde su lanzamiento y su ritmo sigue pareciéndonos como de ayer. Cuando Glenn Milstead, más conocido como Divine, lo hizo tan descarado en aquel ‘Love Reaction’ que hasta se plantearon demandarla. Pero la Divine, que por algo la llamaban así, les pegó una llamadita diciendo “my dear, my god, oh yeah” y la perdonaron, aparte de partirse la caja. Se hicieron amiguis luego porque entendieron que era un homenaje de la singular artista.

 

Y es que conseguir dar con la clave del éxito atemporal es muy difícil. Ahora los temas top, como mucho, suelen disfrutar del triunfo efímero del mes y para de contar. Conseguir traspasar los años, las décadas y hasta un nuevo siglo se considera algo lejano. Pero claro, “Blue Monday” es ya un himno generacional. Ahora volvemos a hablar de ella porque su presencia en el primer tráiler de Wonder Woman 84 es otra señal más de lo que estamos argumentando. De hecho, desde ese día, esta nueva versión se ha colocado entre los temas más vistos y buscados. Y sí, millenials, es del 83, y mirad como os sigue molando.

 

Muy al contrario que ese “Blue Monday” que dicen que es el día más deprimente del año, la obra maestra de New Order ejerce de levantamañanas, de jitazo para despedir la sesión o de inyección de energía; para todo vale. Ese doble bombo machacador, la base imponente, el loop guapo y todos esos efectos sonoros añadidos progresivamente acaban por confluir en un arrollador elixir para el subidón. Y que no decaiga la fiesta…

How does it feel

To treat me like you do

When you’ve laid your hands upon me

And told me who you are

 

2 comentarios sobre “Blue Monday (New Order), de nuevo de actualidad

  • el 23 Diciembre, 2019 a las 12:36 pm
    Permalink

    Ian Curtis no solo era el vocalista de Joy Division. Ian Curtis era el vocalista de Joy Division, el letrista de Joy Division(todas las canciones de Joy Division menos Novelty escrita por Peter Hook) son de Ian Curtis. también Ian Curtis era el compositor de Joy Division reconocido por Peter Hook, les decía tú hooky el bajo alto, Bernard tal con la guitarra y Stephen tu salvaje con la batería etc etc.
    Por favor respeto, no era el vocalista de Joy Division era el líder total de Joy Division.

    Respuesta
    • el 23 Diciembre, 2019 a las 2:47 pm
      Permalink

      Para hacer una crónica rápida sobre la canción no es necesario poner toda la bio de Ian Curtis, creo que es correcta la breve descripción. Un respeto también por lo que leemos y no necesitamos ir de ssstupendos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.