Bon Iver – Bon Iver, Bon Iver (4AD/Everlasting)

Justin Vernon enamoró hace tres años al frente de Bon Iver con aquel desgarrador debut titulado For Emma, Forever Ago (2008). Desde entonces hemos ansiado una continuación dotada de similar pegada y profundidad, en una larga espera paliada sólo con los cuatro temas del EP Blood Bank (2009).

El artista norteamericano presenta ahora una invitación formal para ejercer como acompañante a través de una migración íntima por las diez localizaciones, terrenales o no, con las que titula cada corte del álbum. “Calgary”, “Minnesota”, “Perth”, “Towers”, “Hinnom” o “Lisbon” resultan parajes tomados por invernal melancolía, escondiendo tras la niebla bellos y minuciosos fragmentos articulados en el trascurrir de composiciones que fluyen amparadas por el cálido folk que detalla el autor.

El frío enmarca en su crudeza el encanto de pasear adoquines y empedrados inéditos. Visitas expresivas y pormenorizadas en los que guía y guiado descubren juntos los secretos de aquellas travesías que, entreveradas, dotan de sentido al espacio.

Bon Iver, Bon Iver (2011) es un disco de personalidad intimidante atendiendo a una gestación definida hasta la obsesión con excepcional cuidado y paciencia, destilada con pulcritud infinita para conseguir que las composiciones impacten virginales en el viajero.
 
ESCUCHA en Spotify: Bon Iver – Bon Iver, Bon Iver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.